La energía milagrosa revelada en Sagitario

El mes de Escorpión no fue para nadie fácil, con tremendos desafíos en las relaciones y en lo emocional. Sin embargo, esto era necesario, para que cambiáramos y corrigiéramos.
Debemos recordar el principio que dice que “no hay dificultad sin una transgresión previa” lo que significa que aquellos que sintieron que a nivel emocional “se quemaban por dentro”, les estaba ocurriendo lo necesario para lograr corregir en el campo emocional, o de las relaciones y así poder seguir construyendo, habiendo ya corregido.

Es así como llegamos a este mes de Sagitario, Kislev en hebreo, con la sabiduría, que es el más grande de los milagros, y aun mejor, con la conciencia de que nosotros podemos crear nuestros propios milagros, porque la energía para hacerlo ya fue creada. Ciertamente, nosotros podemos entender un milagro como aquello que ocurre y que no está dentro de los marcos de lo posible.

Recuerdo una historia respecto de un alumno de nuestra Fundación, quien comentó que una de las razones por las que había decidido estudiar Kabbalah era porque quería entender la razón por la cual su pequeña hija tenía cáncer. En las clases aprendió la importancia de compartir.

Una noche, relató, tocaron a su puerta. Él abrió y se encontró con un señor que le pidió diarios y botellas. Este padre extenuado por su trabajo y además con el tremendo dolor de tener a su hijita enferma, no tenía ganas de darle nada, sin embargo, tomo algunos diarios y botellas, y se los pasó. El hombre le preguntó si era todo lo que tenia, lo que encendió el deseo de este alumno de compartir. Entonces lo hizo pasar a su bodega y le ofreció se llevara todos los diarios y botellas que encontrara.

Al salir el hombre, luego de haber cargado su carretón, le preguntó ¿Señor, en esta casa hay una niñita con cáncer, cierto? El alumno respondió afirmativamente. Entonces el hombre dijo. “Bien, a partir de la próxima semana su hija no tendrá más cáncer”. Algo que realmente ocurrió y nos fue relatado por la boca de un padre ahora feliz.

Aquí la pregunta es ¿Quién creó el milagro? Ciertamente podemos decir que la sanidad de la niña fue un milagro enviado por los Cielos, pero el que creó la posibilidad de que ese milagro tan necesario en su vida ocurriera, fue este hombre, con su decisión de compartir.
Asi como él, son muchos e innumerables los relatos de milagros que cuentan aquellos que hacen Tzedaka (ofrenda), sobre todo aquellos a quienes les ha costado comenzar a hacerlo. A través de dar abrieron los canales necesarios para que los milagros se manifestaran en sus vidas.

Como representación de esta relación de Dios con nosotros, este mes está representado en los cielos por un hombre disparando un arco. Es por eso que a este mes también se le llama Keshet, que significa “Arco”. Los sabios nos dicen que este arco no se refiere al arco que dispara flechas, sino al arco iris, que fue la señal divina dada a Noé tras el diluvio. Ella indicaba que estaba protegido y que nunca más la humanidad iba a sufrir una destrucción total.

¿Y cuando aparece en el mundo el arco iris? Precisamente en el mes de Sagitario. Este mes el Creador crea las condiciones energéticas necesarias para que estemos cercanos a esa realidad, que Él puso dentro de todos nosotros, que es la realidad de ser “creadores de realidades”, lo que significa que aunque todos dependemos de lo que el Creador nos da para la vida, el cómo vayamos haciendo la vida depende de nosotros.

Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0

Los comentarios están cerrados.