Bitul, el poder de la aceptación - Fundación Kabbalah

Bitul, el poder de la aceptación

Muchas expectativas y experiencias de nuestras vidas están atadas al cumplimiento de metas y resultados, lo que nos genera ansiedad y angustia en un un ambiente incierto que no podemos controlar. Liberarnos de la urgencia de ese resultado, es una tarea muy difícil si hemos estado en una situación de carencia durante demasiado tiempo o al límite de nuestras fuerzas (cesantía, soledad, estancamiento, enfermedad, conflicto, etc.)
 
La Kabbalah nos enseña que todo es energía, nosotros también y que existen leyes universales invariables e inmutables que rigen esta energía. Una de ellas es “Como es arriba es Abajo”, es decir, que los mundos espirituales son un reflejo del mundo material y viceversa. Todo es un espejo. Si yo ofrezco una energía de desesperación, lo mismo recibiré en compensación, y eso es exactamente lo que perpetúa nuestros estados de escasez e infelicidad. Dejamos ir la felicidad del hoy, por la preocupación por no cumplir nuestros sueños del mañana, sin darnos cuenta que con esta actitud cerramos la vasija para recibir los dones que están destinados HOY para nosotros. En vez de apreciar y aceptar aquello que sí tenemos en el maravilloso presente, escogemos la conciencia de la necesidad, de lo que no hay y con ello perdemos todo nuestro poder como almas divinas. 
 
Los más grandes sabios kabbalistas conocían los secretos para enfrentar momentos de infortunio manteniendo su fe intacta, ellos practicaban el arte de BITUL. Bitul en palabras sencillas es aceptar la voluntad De Dios anulando la voluntad propia, es admitir que no tenemos el conocimiento para saber qué es lo mejor para nosotros pues no vemos el Master Plan Divino y por tanto, los eventos de nuestra vida están ordenados como tienen que estar aunque ese orden no nos guste. Bitul es la renuncia al cumplimiento de nuestras expectativas rígidas aquí y ahora ya y rendirse con humildad, pues muchas veces, Dios no nos da aquello que estamos pidiendo insistentemente, porque nos tiene reservado algo mucho mejor, pero que requiere de nuestra confianza y emuná (certeza absoluta).
 
La pregunta para la semana entonces será ¿Crees que podrás ser feliz aún cuando tus metas no se cumplan? La respuesta te indicará si debes practicar más Bitul, entrega, gratitud y aceptación.
Con cariño,
 
Claudia Vásquez 
Abrir chat
1
¿Qué necesitas?
¡Hola!,
¿En qué podemos ayudarte?