Hakuna Matata: una pincelada de Emuná para niños y niñas - Fundación Kabbalah

Hakuna Matata: una pincelada de Emuná para niños y niñas

Si estás recién comenzando en tu indagación espiritual, o bien estás comenzando tu camino kabbalista, te encontrarás inevitablemente con el concepto de Emuná, que es bastante complejo. Ahora bien, si tu fin es presentarle a tus hijos la espiritualidad y prepararlos desde ya para una vida de la mano de Hashem, la complejidad se acrecienta. Bueno, ¡tranquilidad! Este artículo te puede servir.

Es muy difícil encontrar a alguien que no haya visto alguna película de Disney. Incluso aquellos “mayorcitos” estamos de acuerdo en que, de alguna u otra manera, las princesas y las ganas de conocer a Mickey Mouse y el típico castillo de Disney marcaron nuestra infancia. Si bien es cierto hay diferentes maneras de apreciar el trabajo de esta marca de películas, el fin no es analizarlas o enjuiciarlas, para nada. Lo que sí es importante, especialmente para un kabbalista, es saber recoger y reconocer mensajes espirituales en cosas que parecen todo lo contrario.

De esta manera, quiero llegar a “El Rey León”. La famosa película en donde el cachorro león de los reyes de la selva, Simba, se va de su manada tras la muerte de su padre al tratar de defenderlo. Ahí, dentro de toda su tristeza y desamparo, Simba conoce a Timón y Pumba, una suricata y jabalí respectivamente que basan su vida y amistad en un término conocido como “Hakuna Matata”. Ellos le explican a Simba el significado de este concepto por medio de una canción, cuya letra dice:

Timón:
Hakuna matata, una forma de ser

Pumba:
Hakuna matata, nada que temer

Timón: 
Sin preocuparse 

es como hay que vivir

Ambos: 
A vivir así yo aquí aprendí 

Timón: 
Hakuna matata 

Si ponemos atención al trasfondo, lo que los personajes sugieren es vivir en felicidad, sin temor (por lo tanto, con certeza) y que el vivir en la selva (malchut) los llevó a aprender este estilo de vida. Posteriormente, el jabalí cuenta su historia triste, sin amigos, constantemente juzgado por sus defectos, hasta que conoce esta manera de vivir. Por supuesto que en términos muy simples y hasta divertidos, colocan sobre la mesa la idea de vivir con alegría, sin conectar con cosas dañinas y con valentía. Ambos personajes proponen la simpleza de aprovechar lo que ofrece la naturaleza como algo suficiente para sentirse tranquilo y agradecido. Y sí, es cierto que no hacen alusión directa al Creador, pero la Emuná nos lleva a la acción con fe. Lo anterior es porque vivir concretamente la espiritualidad nos lleva a pensar que, sin desmerecer las creencias, finalmente es lo que uno dice y hace lo que debe manifestarse en coherencia con la certeza en Hashem.

Esta canción es una idea de lo mucho que podemos tomar de nuestro entorno para mostrarle a nuestros niños la espiritualidad de una manera alcanzable a su desarrollo, el cual en este momento es más concreto y centrados en sí mismos. Acoger al otro en sus etapas de madurez es una manera de dejar el juicio atrás y, generosamente como padres o tutores, servir de un canal divino para conducir a los más chiquititos a los brazos del Padre.

Con mucho cariño,

Maestra Guía Natalia Carretier.

Aquí puedes ver y escuchar la canción.

Cancion – hakuna matata (Español Latino)

Abrir chat
1
¿Qué necesitas?
¡Hola!,
¿En qué podemos ayudarte?