Los Regalos de la Presencia

En Kabbalah recordamos la infinita importancia y oportunidad que nos brinda el libre albedrío, como herramienta clave para salir del modo reactivo y desde la proactividad orientarnos hacia una respuesta que ayude a manifestar nuestra mejor versión, en nuestros pensamientos, las palabras que pronunciamos y a través de nuestras acciones
Y aunque activar el libre albedrío, salir del piloto automático, podría sonar como un paso simple, esto puede ser un gran desafío, aún más en estos tiempos en los estímulos son múltiples y diversos.
Y es aquí donde entra la «Presencia», el estar Presentes, como una vía para poder observarnos, observar nuestra experiencia, pensamientos y emociones, y así trabajar con ellos y acompañarnos identificando la respuesta que queremos manifestar frente a cada situación en lo cotidiano. 
La Presencia en nuestro diario vivir es un Regalo también para abrazar y conectar con la consciencia de la Presencia Divina, la Presencia de Hashem en Todo lo que Es, en Todo lo que Somos. Poder Ver y percibir la Divinidad en la materia física, conectarla en Gratitud en el mundo del 1%, y desde ahí elevarla.
Nos encontramos en días previos a Yom Kippur, en los cuales aprendemos que la Luz de Hashem «está en el prado», está aún más disponible para observarnos, revisarnos e identificar las vías concretas mediante las cuales queremos mejorar, avanzar y comprometernos con ello. 
Nos invito a integrar la Presencia como una herramienta para este proceso. Practicar la auto observación, permitirnos identificar nuestras emociones, pensamientos, palabras, acciones, y llevarnos con cariño y paciencia hacia este modo proactivo desde el cual podamos ayudar a manifestar Consciencia y Luz para nosotros mismos, para nuestros vínculos, seres queridos y para la Creación.
Bendiciones y Jatima Tová, que seamos inscritos en el Libro de la Vida en Consciencia y Jesed,
Maestra Yael Rubinstein M.
Abrir chat
1
¿Qué necesitas?
¡Hola!,
¿En qué podemos ayudarte?