El objetivo del ayuno - Fundación Kabbalah

El objetivo del ayuno

Yom Kippur es el día central de los Yamim Noraim, literalmente “días terribles”:

es el dia en que se estampa el juicio, se sella quien vive y quien muere;

de los que viven: quien se enriquece y quien empobrece.

de los que mueren: se decide quien por muerte natural y quien por muerte repentina. 

 

Es un día temible, está todo en juego y más encima se nos pide ayunar!

¿Quién podría defenderse en un juicio estando en ayunas? 

Imagínate tener que ir a un juicio a defenderte, en que tienes que utilizar toda tu energía para dar tus argumentos frente a un juez, pero no puedes comer ni tomar nada antes de ir…

Yo seguramente perdería mi juicio por dolor de cabeza frente a la falta de cafeína,

no tendría la energía ni la claridad para ir a defender mi posición,

y sería una enorme desventaja en un juicio tan importante.

 

¿Por qué ayunar para este Juicio?

Primero tenemos que entender la naturaleza del juicio:

No se trata de castigar faltas sino de empujar potencial,

es el momento de rendición de cuentas sobre el uso de nuestro potencial.  

 

A todos nos queda por desarrollar potencial, y solo por eso estamos vivos, y para desarrollarlo requerimos de evaluación periódica  -tal y como nos evalúa un jefe, por ejemplo- ,

en la mayoría de los casos la evaluación incluye un empujón que puede ser más o menos rudo. 

La rudeza del empujón va en proporción de lo que uno necesite para alcanzar su potencial. 

Los empujones rudos son dados cuando el potencial alcanzado es menor al que debiéramos haber alcanzado para ese momento. 

 

Cuando el empujón necesario es demasiado rudo para que esa vida lo soporte entonces sobreviene la muerte, así de grande es la magnitud de lo que está en juego en Yom Kippur.

 

Está escrito que HaShem siempre escucha a un alma que clama cuando tiene hambre,

porque cuando hay hambre no hay vida, y es el impulso de dar vida lo que activa al Creador,

es Su Naturaleza Fundamental, quiere llenar de Vida toda vasija vacía.

Su naturaleza primordial es llenar a la vasija de lo que la vasija desea.

 

Y es aquí donde está el punto central del ayuno: 

¿Qué es lo que realmente deseas cuando sientes hambre? 

¿es solo la cafeína que le falta al cuerpo? ¿acaso solo un café soluciona el problema?

¿de QUÉ tienes hambre cuando sientes hambre?

 

La diferencia del Hombre con los animales es que los animales tienen base y límite;

mientras que el Hombre solo tiene base. 

Un perro pide comida cuando siente hambre y deja de pedirla cuando se sació. 

El Hombre pide comida cuando siente hambre, pero cuando se sacia del hambre de comida, entonces viene el hambre por muchos otros mas tipos de otras cosas. 

Los animales tienen límite inferior y superior, el Hombre solo tiene límite inferior.

 

El objetivo del ayuno es aclarar de QUÉ tienes hambre. 

 

Cuando tanto el cuerpo como el alma manifiestan su hambre, en igualdad de condiciones, entonces el único juez que decide QUÉ hambre tiene es uno mismo,

y ese deseo es el pliegue de peticiones final para que HaShem estampe su decreto sobre el;

para vida o para muerte,

para riqueza o para pobreza,

para muerte natural o súbita,

y para cualquier caso HaShem siempre lo hace para bien,

ese es el axioma en que se basa la Emuná, la Fé; saber lo que es cierto.

 

por Maestro Nicolás Rosenberg

Abrir chat
1
¿Qué necesitas?
¡Hola!,
¿En qué podemos ayudarte?