¡Qué gran oportunidad! - Fundación Kabbalah

¡Qué gran oportunidad!

Todos estamos aquí en este mundo por un solo y único motivo: para hacer teshuvá. Pero solamente podemos hacer teshuvá si somos conscientes de lo que Dios espera de nosotros. ¿De qué modo? Estudiando Torá y hablando a diario con Él usando nuestras propias palabras, analizando nuestros pensamientos y nuestros actos, y fijándonos en qué ámbitos tenemos que realizar cambios o mejoras.

Cada vez que Hashem nos manda una prueba, en realidad nos está dando la oportunidad de despertarnos y de alcanzar nuestro verdadero objetivo en la vida.

Cuando nos sobreviene una dificultad, eso nos estimula a que empecemos a buscar respuestas, esforzándonos por recuperar la tranquilidad y la calma, conscientes de que el único que nos puede ayudar es Hashem.

No vinimos a este mundo a pasarnos la vida durmiendo y desperdiciar el tiempo. Hemos venido a hacer teshuvá y rectificar nuestras almas, y esto es algo que, muchas veces, requiere un tremendo esfuerzo.

Sin embargo, dicho esfuerzo, por más grande que sea, es mucho más sencillo que pasarse toda la vida estresados y preocupados, o perdiendo tiempo recurriendo a los demás en busca de ayuda. Todo el que trate de solucionar sus problemas de esa manera, sin recurrir a Hashem, está engañándose a sí mismo.

Todo alivio que pueda llegar a obtener será, en el mejor de los casos, solamente temporario, porque tarde o temprano volverá a tener que buscar la verdadera solución a todos sus problemas.

Hay un punto más que me gustaría aclarar, y es que el estudio de la Torá y la teshuvá (sincero arrepentimiento y retorno a Hashem) en ningún caso deben ser a costa del bienestar de los demás. Si eliges el camino de la plegaria, entonces debes asegurarte de que nadie vaya a sufrir a causa de las deudas que has contraído y todavía no saldaste.

Y si eso implica que tengas que pasarte horas enteras corriendo de una persona a otra para devolver los préstamos a tiempo, entonces eso será lo que deberás hacer. Sin embargo, siempre recuerda que esto es solamente un parche temporario y que la verdadera solución es un trabajo espiritual a fondo consistente de Toráh y teshuvá.

por Rabino Shalom Arush vía Breslev.co.il

Abrir chat
1
¿Qué necesitas?
¡Hola!,
¿En qué podemos ayudarte?