El significado de la libertad - Fundación Kabbalah

El significado de la libertad

Está por empezar una nueva etapa de “desconfinamiento” en esta pandemia, nueva etapa en que gradualmente volveremos a tener la “libertad” que sentimos que nos fue arrebatada por un virus, que impuso un sinnúmero de restricciones en todo orden de cosas, arrebatándonos la libertad en el proceso.

Pero ¿Qué es Libertad?, este es un concepto tremendamente manoseado y muchas veces malentendido. Mientras que para la mayoría libertad significa poder hacer la vida sin limitaciones básicas, para muchos otros es la excusa perfecta para hacer lo que quieran y enarbolan la Libertad como pretexto para ir tras sus propios deseos. Mucha gente piensa que es libre solo porque se toma la libertad para hacer toda clase de cosas que son perjudiciales para sí mismos y para otros, y muchos terminan siendo prisioneros de aquello que consideraban libertad.

Desde el punto de vista de la Kabbalah, Libertad es la facultad que proviene como consecuencia de tener Libre Albedrío. La libertad no es un derecho o un ideal, es meramente una consecuencia de nuestro Libre Albedrío. Podemos entender al Libre Albedrío como la facultad no solo de decidir sino de modificar la realidad como producto de nuestra decisión o voluntad, es así como si una persona usa esa libertad para cometer crímenes, entonces la sociedad debe ponerlo en prisión privándolo de esa libertad.

Para la inmensa mayoría de nosotros, ser libre significa poder deshacerse de algo que nos tiene prisioneros, sea un hábito, una forma de reaccionar frente a los problemas, un miedo, una adicción, etc. Y es aquí donde la libertad se manifiesta en forma paradojal: poder dejar algo atrás, poder prescindir de algo que elegimos no tener.

Desde el punto de vista de la Kabbalah, Libre Albedrío no solo significa la capacidad de decidir y modificar la realidad, sino la facultad de usar este atributo para conectarnos con El Creador. En el 99%, esta es la razón que hay detrás de un periodo de confinamiento, que de una u otra manera nos obliga a detener todo y mirar dentro de uno mismo.

Si no se usa el Libre Albedrío en la dirección de conectarnos con El Creador y lo limitamos solo a nuestras vidas prácticas, nos transformamos en meros “solucionadores de problemas”, que no es más que un pálido reflejo de lo que podemos llegar a ser si usamos esta herramienta para lo que fue dada: para buscar proactivamente la conexión con el Creador y así modificar la realidad desde el 99%.

Afectuosamente,

Maestro Nicolás Rosenberg

Abrir chat
1
¿Qué necesitas?
¡Hola!,
¿En qué podemos ayudarte?