Amor a la Luz y Conversión - Fundación Kabbalah

Amor a la Luz y Conversión

Cuando una persona conoce la Kabbalah y esta Sabiduría le toca el corazón es porque está en resonancia con la Luz que refleja. El proceso del buscador espiritual que encuentra la Kabbalah o más bien es encontrado por la Luz, suele darse como un amor apasionado que le alegra el alma, que no se cansa de ver y saber. Quiere tiempo para estudiar los secretos de la Kabbalah, tener momentos para meditar los Nombres de Dios, hacer conexiones con la Luz, quiere aprender todo, conocer de los tzadikim y qué decir del Zohar, quiere tener su propio Zohar y escanearlo, aprender del Árbol de la Vida, de Reencarnación, hacer Hitbodedut y más, también quiere hacer Shabbat, aprender hebreo para poder leer la Torah directo, quiere Luz.

Le pasan tantas cosas maravillosas que empieza a darse cuenta que por fin encontró el camino de su alma. Y en algunos casos pasa que compartir y resonar tanto con la Kabbalah, con la Torah y con el pueblo judío hace que el estudiante de kabbalah comience a desear haber nacido judío para entender el hebreo, tener la cultura y la vasija de los hijos del pueblo elegido. ¿Por qué? Porque desea estar lo más cerca que pueda de la Luz. Entonces puede nacer el deseo de la “Conversión” y eso en la práctica implica un proceso que puede durar años. En el camino muchos desisten porque es un desafío enorme asimilar el cambio de cosmovisión, cumplir las mitzvotz y empezar una nueva vida. Es importante saber que también incluye cambio de alma y que eso conlleva una gran responsabilidad, alma nueva vida nueva. Pero muchos ignoran que en el mundo por venir hay lugar también para los no judíos, para aquellos que buscan la Luz con deseo verdadero desde el corazón, que creen en el Dios Único y llevan su vida con la dignidad de un hijo de Dios.

Y lo más hermoso es que judíos, conversos, Bnei noaj y cristianos todos pueden unirse a la Luz en la Kabbalah y recibir la oportunidad de despertar porque ese es el deseo de nuestro Creador, que despertemos a su amor y disfrutemos lo que somos y tenemos en nuestra vida. Sabiendo eso y sintiendo agradecimiento y felicidad por lo que eres y tienes, puedes seguir estudiando Kabbalah y conectándote cada vez más al Creador.

Con esa claridad si el deseo de conversión persiste puede estar expresando que hay un estado de conciencia nueva que se ha creado y que está llamando, entonces hay que escuchar con el corazón y dejar que ese llamado repose con calma en el interior y haga su trabajo de transformación. Si es eso lo que el alma realmente desea, todo lo que sigue después está en manos del Creador.

Mientras tanto recuerda que fuiste creado precisamente como Hashem te quiere y que tiene un plan único y maravilloso para ti, el trabajo es descubrir el plan de vida sin dejar de agradecer y disfrutar lo que tienes en el presente. Mi consejo, sigue estudiando con un corazón puro, una intención noble, comparte bondad y todo te será revelado.

Con amor fraternal,

Maestra Guía Ana Maria Perez Diaz

Abrir chat
1
¿Qué necesitas?
¡Hola!,
¿En qué podemos ayudarte?