El momento de ser espirituales - Fundación Kabbalah

El momento de ser espirituales

Estamos viviendo días intensos y revueltos. Muchas certezas que venían del mundo externo hoy son menos claras para nosotros; y vienen sentimientos de todo tipo: temor, rabia, pena, esperanza, unión…

Sin duda, cuando el aparente caos, las emociones reactivas y las dudas parecen insistir en aparecer, es cuando estamos llamados a recordar y aplicar lo que hemos aprendido en nuestro camino espiritual. La Luz que hemos cultivado y permitido expandir dentro de nosotros, es lo que nos permite iluminar los momentos de confusión y oscuridad. 

Sabemos que este mundo está lleno de ilusiones; y que el plano del 1% nos atrae permanentemente a ver un foco de la realidad y no el cuadro completo. Accedemos al cuadro completo, cuando nos permitimos adicionar la mirada del 99%, del ámbito espiritual. Para ello, tomamos distancia, miramos con perspectiva y recordamos el propósito detrás de todo. Recordamos los principios de la verdadera certeza (Emuná); y es que todo viene de Di-s; todo es exactamente para nuestro mayor bien; y todo tiene un propósito.  Así es que, si te sientes confundido, enredado, reactivo emocionalmente; recuerda detenerte, respirar, hacer restricción y traer a tu conciencia estos 3 principios de la Emuná.

Y entonces no reacciones y responde. Responde con amor y con conciencia. Actúa desde un centro amoroso y compasivo; no entres en desesperanza, miedo o ira; conecta con la confianza que todo es para bien; aunque en determinados momentos no podamos ver de qué manera.

Estos son tiempos desafiantes y por eso mismo, son exactamente los tiempos para ser espirituales. Los tiempos de crecimientos son hoy; ahora se juega tu certeza en Hashem, tu confianza en ti mismo, en tu camino y en lo que has aprendido. Son tiempos de tomar toda tu Luz interior y compartirla hacia afuera, para iluminar a otros. Los kabbalistas no evitamos enfrentar la oscuridad, porque sabemos tres cosas: primero, que es de la mayor oscuridad que la mayor Luz es revelada; dos, que la Luz que ya nos hemos ganado ya nos ilumina el camino; y tercero, y lo más importante, que no estamos solos. Es Hashem quien nos puso en esta situación porque sabe que lo podemos enfrentar luminosamente; y es El quien está a nuestro lado permitiéndonos vivir el proceso.

Esta semana recuerda que no estás solo; recuerda que estamos en alianza directa con Dios; y que eres esencial para el proceso de toda tu comunidad. Todo aporte luminoso esta semana, nos ilumina a todos. Aunque tengas temor, confía, y haz algo luminoso cada día por los demás, por ti, por todos.

Con cariño,

Maestra Ximena Solar

Abrir chat
1
¿Qué necesitas?
Hola, ¿en qué podemos ayudarte?