Tu nueva vida depende de un mes

¿Qué harías si supieras que todo tu destino se juega en un mes? Tu sustento, la calidad de tus relaciones, tu salud, los emprendimientos, los viajes, los comienzos, los términos, la vida y la muerte. Seguro que prestarías atención. Tengo dos noticias para ti, una buena y una preocupante. Voy a empezar por esta última. Como ya estarás familiarizado con los conceptos de la Kabbalah, sabrás que todo es energía, por lo tanto, tus deseos y anhelos también lo son, tanto como todo lo material que te rodea. Todo es energía, incluidos los ciclos de la naturaleza y el tiempo. Durante un año hay varios periodos donde podemos reciclar esta energía y transformarla en algo luminoso para nuestras vidas, pero para eso hay que estar “conscientes”, hay que estar atentos, alertas, listos para hacer el trabajo. Lamentablemente la mayor parte del tiempo, vivimos en total desincronía con los ciclos energéticos, ellos transcurren queramos o no y nosotros no sabemos aprovecharlos, no nos damos cuenta, porque vivimos inmersos en nuestra dinámica, totalmente ciegos a las oportunidades.

Queridos amigos y alumnos kabbalistas, estamos viviendo un tiempo fenomenal, estamos ad portas de la renovación de un nuevo ciclo vital y la buena noticia es que aunque hayamos desperdiciado un año entero, podemos rescatar esta porción de tiempo de aquí hasta el 29 de Septiembre (donde empieza el nuevo año) y usarlo a nuestro favor.

Muchas veces damos por sentado que tendremos un año más, nos olvidamos de nuestra compañera de camino (la muerte), vivimos sin medir o valuar si nuestras acciones en el mundo son trascendentes, si van encaminadas hacia nuestra misión, si estamos dando un aporte a nuestra familia, comunidad, al mundo. Vivimos como si no fuéramos a morir.

Cada año en Rosh Hashana damos gracias por haber vivido un año, un año fruto de la misericordia de Hashem, si él quiere tendremos un año más. Deberíamos preguntarnos ¿qué vamos a hacer con un año más de vida?, ¿Cómo vamos a utilizar lo más valioso que Hashem nos da?. ¿Seguiremos atrapados por la rabia, la pena, la angustia, la culpa, la vergüenza, la ira, la envidia, los celos, la codicia…etc.?, ¿Seguiremos viviendo enajenados sin darnos cuenta como la vida pasa por nosotros y no como nosotros la vivimos con profundidad y ahínco?.

Te quedan tres semanas para despejar tu vasija de todo esto y dejar espacio para que entre un ciclo nuevo lleno de renovación, si aún te sientes dentro del vaivén de la vida sin que puedas tomar el mando, ahora es el momento, descarga tu vasija usando tres herramientas kabbalistas:

Teshuvá = arrepentimiento = pedir perdón = perdonarse = perdonar a otros
Tefilá = plegaria, mucha plegaria, para dar gracias, para pedir iluminación, para pedir perdón, para pedir lo que necesitas (ahora es el momento)
Tzedaká = justicia = caridad = para recibir tienes que dar = se generoso con los ingresos que has recibido = 10% para los pobres verdaderos y aquellos que traen LUZ al mundo

Practica las 3 T (teshuvá, trefila, tzedaká) durante estas 3 semanas que faltan para el nuevo año y ábrete a recibir las bendiciones de una vida renovada.

¡Que tengan una semana luminosa!

Afectuosamente,
Maestra Claudia Vásquez

1
¡Hola!
¿En qué podemos ayudarte?
Powered by