La energía del mes de Géminis/Sivan

Es conocida la idea de que El Creador está en todas partes, que El Creador es todo y está contenido y es parte de todo, y que todos los mensajes y tiempos son de Él.

También con una mirada rápida a las formaciones de estrellas, podremos observar que la forma estelar de este mes, donde aparecen dos, nos habla, de todo lo que se une, de todo lo que debe estar unido.

O sea Hashem nos entrega una imagen en los cielos para que entendamos la fuerza y bendición que tiene el que seamos dos.

Sin lugar a dudas, como veremos, si queremos obtener una lección de los cielos, podemos decir que estos, nos están diciendo que no vinimos a estar solos, a ser solos, o a vivir solos.

O sea Géminis, nos está hablando de parejas y de la bendición que hay en ella ya que además Géminis, Sivan es un mes tremendamente positivo, es un mes de relaciones, un mes en el que podemos lograr la unidad que andamos buscando.

Un concepto hermoso y profundo es que el Creador tiene con nosotros una relación que es indisoluble, es una relación que B.H. no se puede deshacer, y que como en toda relación a veces nosotros, no El, nos podemos alejar, entendiendo que no hay mejor cosa que la reconciliación.

Sabemos que durante este mes estaremos influenciados por el planeta Mercurio, el planeta más cercano al sol, que es la fuente de energía que el Creador destino para la tierra, quien a diferencia de la tierra que tarda 365 días en dar vuelta al sol, demora solo 88 días, y 59 días en dar la vuelta a sí mismo.

Y aquí tenemos otra clave para decir porque este es el mes de las parejas y de la unidad:

Desde el punto de vista espiritual, la cercanía está relacionada con afinidad entre dos entidades.

Si Mercurio es el planeta más cercano al Sol, es porque tiene gran afinidad con él, y el Sol, es la estrella que constantemente alumbra, inyecta energía y “da”, lo que  simboliza la no carencia, la no falta, dicho de otra manera simboliza la abundancia.

Ahora, junto  con el planeta mercurio estará la constelación de  Géminis (תאומים teumim en hebreo). También sabemos que Mercurio es conocido como el  planeta de la comunicación.

Debemos entender que en este regalo que el Creador nos da, que es el vivir en parejas, la comunicación, lo que digamos y como lo digamos tiene una importancia trascendental.

El Zohar nos da una clave, un secreto en relación a este mes de la comunicación. Nos dice:

En Sivan, (Géminis), rige la constelación de los “mellizos”, y de ellos salen luces de varios grados hacia abajo para alumbrar el mundo. De entre todos los otros signos del Zodíaco no hay ninguno que posea boca o lengua, pero éste tiene las dos, y las dos son una.

Aquí se nos dieron dos elementos bonitos uno es que Hashem le da a este mes la capacidad de la comunicación, o sea de que nosotros nos comuniquemos, como también nos dice que sin importar los argumentos contrarios que tengamos en pareja, debemos recordar que los dos somos uno.

 Ya dijimos que la Constelación de  Géminis,  tiene la forma estelar de los mellizos, (תאומים “teumim” en hebreo), como también la forma de una pareja, que será  la que nos va a influenciar este mes, junto con el planeta Mercurio.

En este contexto los Kabbalistas dicen que este es un buen mes para las mujeres porque tiene la capacidad intrínseca de conectarlas con su ser mas interno, con su alma que las llama a “ser parejas”.

Sabemos que en su ADN espiritual, la búsqueda de la mujer es la de estar unida a su pareja, para así poder manifestar la esencia de su trabajo que es compartir, a partir de recibir.

La mujer sin poder compartir se siente incapacitada en su esencia, porque entiende que para poder compartir de la mejor manera, necesita de la luz del sol, que es lo que el varón representa.

En ese marco y con la conciencia correcta, podemos decir que este mes la mujer, puede estar más cercana a encontrarse con su sol, con aquel que la pueda proveer de estimulo amoroso y conexión espiritual.

Y también sabemos que en este mes las condiciones están dadas,-nuevamente con la conciencia correcta-, para que todo ocurra con rapidez.  

Entonces para entender la gran bendición del mes, nos debemos referir a las letras hebreas que como sabemos, forman parte de la estructura física y metafísica de todo el universo, de todo lo que Hashem creó y sigue recreando.

Debemos agregar que cada letra hebrea tiene su correspondiente valor numérico, llamado en hebreo Gematria.

La Kabbalah nos enseña que la letra con la que el Creador creó el planeta Mercurio es la letra “r” (Reish) cuyo valor en numérico (gematria) es de 200, y que la constelación de Géminis fue creada por la letra “z” (Zain), cuyo valor numerológico es de 7.

Así sumando ambos tenemos un total de 207, que es también el valor numerológico de la palabra “rva”, que significa Luz.

Por lo tanto nos debe llamar al análisis, el hecho de que las letras que tienen que ver con las influencias de este mes, nos den de manera codificada la palabra Luz.

Sabemos que este mes tiene que ver con sustento divino y con la maravillosa inyección de Luz que hizo el Creador, a través de Moisés, el sexto día del mes de Sivan, día en el cual el recibe y entrega para beneficio de toda la humanidad, la Torah, el código cósmico por excelencia, el que contiene, todos los secretos, verdades y formulas que manejan el universo.

Cuando decimos que contiene los secretos, estamos diciendo, que efectivamente, en la Torah, esta escrito para todos los pueblos del mundo, lo que El desea y quiere, de manera de que todos se puedan beneficiar y al mismo tiempo que todos hagamos de este mundo, el mundo que nosotros deseamos que sea y el mundo que El Creador quiere que sea.

Veamos primero que ocurrió en ese momento, relatado por la Toráh misma

La gran mayoría de las personas del mundo hoy día adhiere o entiende acerca de los 10 mandamientos y reconocen la figura de Moisés.

Que nos dice la Toráh respecto a este momento que reviviremos el sexto día de este mes, este momento de gran bendición para la humanidad.

Y aconteció que el día tercero, al despuntar la mañana, hubo truenos y relámpagos y una nube densa sobre el monte, y una voz de shofar (trompeta de cuerno) muy fuerte. Y se estremeció todo el pueblo que estaba en el campamento.

  Y sacó Moisés al pueblo del campamento al encuentro de Dios; y se quedaron de pie en lo bajo del monte.

   Y el monte de Sinaí estaba humeando todo él, porque el Eterno había descendido sobre él en fuego; y subía su humo como el humo del horno; y todo el monte temblaba mucho.

  Y la voz del shofar iba haciéndose muy fuerte: Moisés hablaba y Dios le respondía en voz alta.

  Y descendió el Eterno sobre el monte de Sinaí, en la cumbre del monte; y el Eterno llamó a Moisés a la cumbre del monte, y subió Moisés.

Que se nos enseña además respecto de ese mismo momento:

Cuando el  Santo, Bendito sea Él, presentó la Toráh en Sinaí, ningún pájaro cantó, ni un pájaro voló, ni un buey se acostó, ni un ángel ascendió, ni un serafín proclamó diciendo ¡Santo!, el mar no se movió y ninguna criatura emitió un sonido Todo el vasto universo estaba en silencio y mudo. 

Cuando Dios se reveló a Israel, el mundo se quedó en silencio, porque este momento fue fundamental no solo para Israel sino para toda la Creación; Si Israel no hubiera aceptado la Toráh, el universo habría llegado a su fin [ver Shabat 88a]. Como Dios tenía a Moisés (19: 9), la Revelación en el Sinaí haría que la gente creyera en él y también en los profetas posteriores, ya que verían y oirían que Dios habla al hombre.

Debemos destacar que dice que Hashem entrego la Toráh para toda la Creación a través del pueblo judío, por lo tanto cada persona del mundo tiene una parte en esta Toráh.

¿Ahora si decimos que el código Divino es para toda la humanidad, que es lo que entrego el sexto día de este mes?

Le entrega al pueblo las formulas de vida a través de los 613 preceptos, de lo que hacer y lo que no hacer y ojo y atención!! En esta misma entrega en el monte Sinaí, les da a todos los pueblos del mundo también, una  Formula Divina para acercarse a Él y vivir una vida de Luz y esperanza, el llamado Código Noajida.

En las palabras del Rebe de Lubavitch este dice que este código es una parte esencial de la Toráh. El escribe:

Esta escrito  que los Diez Mandamientos fueron entregados en  “una gran voz que no cesó”.  El Midrash interpreta diciendo que “una voz se dividió  en siete voces, las que se dividieron en setenta idiomas”. Estos setenta idiomas se refieren a todos los idiomas, o sea a todos los idiomas que hablan las personas del mundo. Y la pregunta aquí es, ¿Por qué fue esto necesario?

Simplemente porque Los Hijos de Noé (que son todas las naciones del mundo) están obligados a seguir sus siete mitzvot….Esto además quiere decir que estos preceptos Noajidas, para todos los pueblos no se deben considerar adicionales, ni periféricos (ni extra) al momento de la entrega de la Torah, ya que la Torah misma dice que fue “Una gran voz que no ceso”- lo que quiere decir que la voz de Hashem fue dividida en setenta lenguajes”.

Por lo tanto, también la observancia de los siete mitzvot debe ser una causa del mandato emitido en el momento de la entrega de la Toráh. Esto significa que deben adherirse a su código no solo como resultado del mandato divino (y no simplemente debido a la necesidad racional), pero también por el hecho de que Hashem así lo ordena (con amor)en la Toráh, y se informó al mundo a  través de Moshé que Todos los pueblos  (gentiles) deben seguir estos siete mitzvot.

Y por último es importante saber cuáles son estos siete preceptos que Hashem le entrego al mundo, y como siempre decimos, sabemos que a los estudiantes de nuestra fundación no le serán ni le son difíciles de adoptar. Estos son:

  • No adorar ídolos.
  • No blasfemar.
  • No cometer pecados de índole sexual.
  • No robar.
  • No asesinar.
  • No comer la carne de un animal vivo.
  • Establecer cortes de justicia para implementar el cumplimiento de dichas leyes.

Hemos dicho que una de la maneras de acercarnos al Creador es a través de imitarlo. Es en este mes que con gran misericordia Hashem le entrega al mundo la Torah, haciendo con nosotros un pacto, un compromiso donde nosotros pudiésemos entender y vivir, ya que lo vivenciamos, que hay un Creador del Universo que se casa en este mes con sus Creados, siendo su acta de matrimonio la Torah.

Hashem nos hablo y nos habla y nos pide que hagamos con El una relación, en la que nosotros hagamos nuestra parte hablándole a Él.

Como  gran demostración de que El está en todas partes, es que El nos da la Torah como muestra de su amor a la humanidad.

Sabemos que si la Torah no hubiese sido entregada y aceptada por el pueblo, el mundo no existiría, lo que quiere decir que el mundo está sustentado por la Torah.

Entonces para que tengamos un ejemplo de amor y entrega incondicionales, podemos referirnos a este evento.

Dios en este mes, solo porque ama a sus hijos les entrega la Torah que es la esencia, y el sustento del mundo.

Entonces queridos, este es el momento del año donde se actualizan todos los pactos, todos los compromisos, todos los cambios.

Es el tiempo de renovar nuestras relaciones con los que amamos y principalmente con el Creador, de manera constante.

Es el tiempo que nos hagamos mellizos del Creador.

Quisiera finalizar con una plegaria:

Ribono Shel Olam, Padre misericordioso, Padre bueno. Con mucha humildad, ya que somos solo seres humanos, te pido nos concedas los deseos más profundos de nuestro corazón.

Te pido que nos ayudes a encontrar la Paz, y a vivir en Paz en nuestros hogares como también con todas aquellas personas con las que nos relacionamos.

Te pido Hashem Bendito, corras los velos de los ojos y del corazón de aquellos que todavía no forman pareja, permitas que vean a aquellas personas que en los cielos Tú destinaste para formar pareja.

Te pido Hashem que nos ayudes a renovar el amor con nuestras esposas y esposos y que lo que fluya hacia nuestros hijos sea solo amor, bondad y deseo de compartir.

Te pido Hashem que nos concedas un mes de éxitos en todos nuestros emprendimientos y esfuerzos…

Y más que nada te pido Hashem, que nos des Emuna, que nos ayudes y permitas disfrutar dia a dia de la mayor bendición de todas que es, estar cerca de Ti.

Amen.

Afectuosamente,

Maestro Daniel Abaud

Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0