Trabajar o no trabajar: “That is the question”

Todos hemos deseado no tener que trabajar espiritualmente, y de igual manera alcanzar nuestros deseos, alcanzar una mayor conexión, o que de alguna forma mágica, con solo mover una “varita”, estemos en presencia de milagros.

La Kabbalah nos enseña de la importancia de crear vasijas para cada cosa que deseamos. Es por esto que la plegaria “en palabras habladas” es tan importante, ya que cada palabra de nuestra plegaria, se transforma en una vasija para contener y recibir nuestros deseos.

Hashem, en Su infinita Misericordia, nos muestra en la naturaleza la importancia de trabajar en nosotros y en nuestra negatividad, a través de que observemos en el plano físico, el gran esfuerzo y la preparación que necesitamos hacer para poder beneficiarnos de cualquier cosa física. (Un ejemplo es el largo y arduo proceso de labranza, siembra, cosecha, etc., para hacer pan, o el tiempo y preparación necesarios para lograr hacer una rica comida).

Esto significa que trabajar en nosotros es un trabajo sagrado, y es precisamente lo que Hashem desea de todos y cada uno.

Afectuosamente,

Maestro Daniel Abaud

Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0