Rosh Jodesh Adar II / Piscis

Todo lo conocido y estudiado hasta hoy por el alumno de Kabbalah, lo debe y debe hacer pensar, que lo mejor del mundo, que lo que mueve, motiva y le da energía al mundo, en realidad no puede ser visto por el ojo humano.

Claro es que hay maravillas, que hay belleza, sin embargo el Kabbalista ya entiende que hay algo, una fuerza, una energía, Hashem, que es la que crea esa belleza, y esta no puede ser vista con el ojo humano.

Entonces nos enfrentamos a una paradoja.

¿Si existe una fuerza y esa fuerza es la que todo lo crea, que en esencia es todo, por qué no es posible verla?

La respuesta simple es que esa fuerza no visible, sin embargo presente en cada parte de la vida, esta oculta para permitirnos sentir y pensar que los logros en la vida son nuestra propia creación.

Y en cierta medida el decir que nosotros “logramos” es verdad, sin embargo, si no fuese por la presencia oculta de esa Luz, de esa energía, de Dios, cualquier intento nuestro de hacer algo  sin la presencia de esa Luz resultaría vano y vacio.

Y esta es una gran paradoja. 

¿Por qué? ¿Por qué es que no podemos ver aquello que nos ayuda a lograrlo todo?

La verdad es que Hashem no nos dejo sin un manual de instrucciones donde nosotros pudiésemos saber como El Maneja y opera su mundo.

A través de la Torah y de la Kabbalah el Creador nos entrega claves, y herramientas para conectar con Su inmenso poder, y para poder entender el propósito de nuestra vida, y además como hacer de esta vida una vida con propósito.

Teniendo esto en cuenta, nos introducimos en aquella en esa energía hermosa que se redobla esta noche, el mes llamado Adar Bet o Piscis 2.

Adar aparece en el cosmos a través de un planeta y una constelación.

Ese planeta se llama Júpiter.

Un planeta que actúa (porque esas fueron las instrucciones que recibió del Creador) a favor de la humanidad y que nos ayuda a conectar con Felicidad y milagros.

Los Kabbalistas enseñan que cada mes tiene un ángel diferente que es el conducto para la luz y las bendiciones de ese mes. 

Entonces el ángel que controla y es el guía  para la luz y las bendiciones para el mes de Adar, Piscis, se llama Avarajiel, que literalmente significa “Bendeciré con la Luz del Creador.”

O sea a este ángel le es encomendada la misión de bendecir este mes y a aquellos que conectan y saben, como ustedes, cual es la oportunidad que Hashem nos da en este mes.

Además la función que se le da a Júpiter para este mes y para los meses en que está presente, es la de actuar a favor de la humanidad.

¿Y eso que significa?

Que aquel que utiliza la herramienta, y que decide hacerse cargo de su vida, podrá beneficiarse de la energía que Júpiter y este ángel están canalizando.

O sea, si nos preparamos, plantamos semillas, luego podremos cosechar.

¿Y qué debemos hacer entonces para plantar?

Ya dijimos que todo en este mundo lleva por dentro la Luz del Creador. Lo nuestro es apegarnos al proveedor  de esa Luz, quien además nunca nos cobra la cuenta, sino que por el contrario, está feliz de que nosotros seamos parte de Su energía.

Y en términos del comportamiento. Tenemos un magno evento espiritual e histórico, que ocurre gracias a Dios y gracias a aquellos que sabían que este era un mes propicio.

Y este evento es aquello que se llama Purim donde los principales actores son Esther y Mordejai.

Que dice la historia resumida.

Para enseñarnos cual es la manera de conectar con esta Luz y bendición disponible en este mes, debemos saber que una vez que Esther y Mordejai se enteraros de este edicto que amenazaba con aniquilar a todo el pueblo, mandaron mensajeros para que por tres días, todos vistieran sacos y ayunaran.

O sea cuando en unidad decidimos dejar nuestro ego, el ego del quien soy del como me veo, y vemos que hay un propósito mayor en el mundo, podemos salvarnos de cualquier juicio, incluso de un decreto de muerte.

Entendiendo que tenemos entonces, doble bendición, o sea que todo está disponible para nuestro uso, y actuando de la manera espiritualmente correcta es que abrimos nuestra vasija ancha para recibir la bondad de Hashem.

Es por todas estas razón, que hemos designado este mes como el mes de la alegría, aunque el mes es, cósmica y divinamente alegre lo nuestro es saber, para conectar con él.

Debemos observar que la letra que crea este mes de acuerdo al “Libro de la Creación” el Sefer Yetzira escrito por Abraham, profeta y padre de los pueblos, nos dice que la letra que utilizo el Creador para crear el planeta Júpiter es la letra Kuf, que desde ya se transforma en una herramienta Kabbalista que nos permite manifestar Luz en nuestra vida.

Si miramos con detención la letra kuf veremos que en su parte inferior tiene la forma de una espada, y es la única letra del alfabeto hebreo que pasa hacia abajo de la línea de escritura.

¿Y esto que quiere decir kabbalisticamente?

Esto quiere decir que es la letra que viene desde la Luz y con su forma de espada penetra en la oscuridad.

O sea la posibilidad de que todo lo oscuro de nuestra vida, y no solamente reciba una inyección potente de Luz que nos alcance para todo el año, e idealmente para toda la vida.

Si cada uno de nosotros revisa su vida, se dará cuenta que hay situaciones que requieren con urgencia de esa inyección de Luz disponible en este mes, multiplicada por dos.

También para aquellos que han pensado en empezar a estudiar Kabbalah en la Fundación, este es precisamente el momento para hacerlo, ya que todo va a ir siempre de acuerdo al comienzo, y si en este comienzo tenemos una tremenda inyección de Luz este es el momento de ponerlo al servicio de lo que es bueno y verdadero en nuestra vida.

Jodesh Tov.

 

por: Maestro Daniel Abaud

Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0