Eligiendo despertar

Todos sabemos que vivir nos trae desafíos que a veces pueden ser dolorosos, esto es inevitable. Es parte de crecer y avanzar; tomar consciencia de nuestra vasija y de su contenido es el gran paso hacia la propia elevación espiritual. Con mucha frecuencia estamos dormidos en un letargo de no querer “ver”, viviendo una vida de fantasía creada por las ideas que todo se arreglará en algún momento, por el acto de procrastinar eludiendo el necesario y obligatorio trabajo personal que implica observarse, analizarse, interpelarse continuamente. La transformación espiritual implica hacerse cargo de lo no tan agradable de nosotros mismos, no se trata tan solo de meditar y adquirir conocimiento místico, sino de elegir día a día despertar del gran sueño de la negación y ser valientes para asumirse por dentro. Y esto es una tarea continua que no acabará mientras estemos vivos. ¡Ánimo!

Está comenzando un hermoso mes con una energía renovada, es un tiempo propicio para “sacar todo afuera, como la primavera y dejar que adentro nazcan cosas nuevas” como dice la canción de Mercedes Soza. Los Rosh Jodesh nos otorgan esta oportunidad de recambio de energías, que siempre son tan esperados sobretodo cuando se ha pasado un tiempo con la cabeza bajo el agua, Hashem en su infinita misericordia nos regala mes a mes oportunidades nuevas, día a día el milagro de la vida, segundo a segundo el asombro de contemplar su obra y estremecernos con tanta belleza. 

Tomemos fuerza entonces para limpiar nuestra vasija de aquello que es imprescindible remover, aquí les dejo unas tareas para partir el mes con Kavaná (intensión):

  • Toma coraje y atrévete a preguntarle a algún cercano en quien confíes, aquello que no es tan bueno de ti
  • No reacciones negativamente a su mensaje (valor)
  • Piensa en acciones que te pueden ayudar a remover esta negatividad tuya
  • Haz una ofrenda de bondad como intercambio por la oscuridad que haz albergado en tu vasija

Que tengan un hermosa semana llena de despertar y un mes repleto de alegrías y bendiciones.

Maestra Claudia Vásquez

1
¡Hola!
¿En qué podemos ayudarte?
Powered by