Traer Luz y Milagros

Esta semana es una de las más bellas e inspiradoras del año. Desde el domingo en la noche y durante 8 días, estaremos celebrando Janucá, la fiesta de las luces; en la que atraemos milagros y bendiciones a nuestra vida.

Cada noche encendemos progresivamente cada vez más velas en la janukía (candelabro especial para celebrar esta festividad); y al mismo tiempo, encendemos la Luz dentro de nuestro corazón; dedicando un tiempo a la conexión familiar con Hashem alrededor de las luces; agradeciendo la infinitud de bendiciones y milagros que recibimos día a día; y pidiendo con todo nuestro corazón, por aquellos anhelos que nuestra alma y nuestro corazón desean. Recordamos a quienes nos rodean; y pedimos por otros y por este mundo.

La conexión entre encender velas y experimentar milagros es hermosa. La Luz es uno de los regalos más representativos de lo espiritual en este mundo; y cuando encendemos velas en honor a Hashem; recordamos que es necesario realizar actos de conexión con Él conscientes y deliberados; dedicar tiempo para lo espiritual en lo cotidiano; y darle lugar a la Luz en nuestras vidas. Cuando esto comienza a manifestarse así; los frutos de nuestro camino espiritual nos llevan a ser verdaderas “velas” que se encienden para iluminar con la Luz del Creador a quienes nos rodean; y compartir Luz a este mundo. Cuando traes Luz a este mundo con tus acciones, tus pensamientos, tus palabras, Hashem trae la Luz de sus milagros a tu vida.

Que tu alma y tu corazón tengan la oportunidad de hablar con el Creador esta semana (y siempre) para agradecer y pedir lo bueno para ti y quienes te rodean; y que todos nos transformemos en faros, velas y canales de Luz para otros; y así iluminemos este mundo con alegrías, milagros y bendición, para siempre.

 

Con cariño,

Maestra Ximena Solar

Share on Facebook48Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0