La Vida después de la Vida

Hace algunos días atrás oía el comentario de un Rabino a la porción de la Tora: “Jayei Sara” o “La Vida de Sara”, llamándome particularmente la atención que esta porción comienza tras la muerte de Sara. 

¿Cómo es que al invitarnos a hablar de la Vida de nuestra matriarca comenzamos por su muerte?, ¿Cuál es el sentido de esto?
Y he aquí un regalo entre las muchas enseñanzas de esta porción: en este relato se habla de como Itzjak, su hijo, al encontrar y elegir a quien será su esposa, la lleva a la carpa de su madre Sara para ver así como la esencia de su madre, mujer sabia, pilar de la Paz y Sabiduría en el hogar, permanecía presente más allá de su partida, manifestándose de alguna forma en la figura femenina que su nuera aportaría al núcleo familiar.

Que tengamos todos la Bendición de dejar un legado en Humildad, aportando desde nuestra Esencia aquello que es parte de nuestros atributos para compartir más allá de nuestra presencia física en este mundo.

Bendiciones,

Maestra Diana Yael Rubinstein Muchnik

Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0