Preparándonos para un Año Dulce y Bueno

Y llegamos a la última semana de Virgo/Elul. La semana previa a Rosh Hashaná, y aprovechamos cada momento para la limpieza espiritual final. Recordamos y fortalecemos las 3 T: Teshuvá (Arrepentimiento y corrección de nuestros errores del año); Tzedaká (hacer actos de generosidad que beneficien a otros) y Tefilá (plegaria, oración y conversación directa con el Creador, rezar Salmos).

Nos conectamos con la experiencia que todas las almas viviremos en Rosh Hashaná. el cruce de un umbral. Cerramos y dejamos atrás este año y pasamos a uno nuevo. Un umbral donde todo lo que hicimos o dejamos de hacer tiene valor; y establecerá las bases de lo que viene. Así que les damos unas sugerencias simples e importantes -además de lo ya mencionado- para aprovechar esta semana:

PENDIENTES QUE RESOLVER:

  • Piensa en los demás. A quién has alejado, con quién tienes agradecimientos pendientes, valoraciones no hechas, amores no expresados.
  • Qué promesas pendientes tienes y puedes cumplir en este periodo.
  • Perdónate más.
  • Perdona más a otros.

PLAN PARA CONSTRUIR UN AÑO LUMINOSO

  • Realiza un listado de tus fortalezas y dones, conectando con cómo se siente cuando los ponemos al servicio desinteresado de otros.
  • Realiza un listado de tus sueños o deseos para este nuevo año.
  • Realiza un listado de aspectos personales que sientes que debes corregir, malos hábitos, defectos, rasgos, obstáculos internos.
  • Prioriza en los anteriores y define: una fortaleza que te comprometas a desarrollar durante este año y a ponerla al servicio de los demás; el sueño más importante para tu alma o tu corazón; un aspecto propio que vas a corregir.
  • Comparte los 3 con alguien de tu confianza, que te conozca, respete y quiera. Pídele apoyo, sugerencias y que te pregunte cada cierto tiempo cómo vas en tus propósitos.
  • Escribe una carta a Di-s y léela el día de Rosh Hashaná. Escríbela como prefieras, puedes iniciar contándole tus sueños, agradecer lo que eres y lo que tienes. Pedimos un año más de vida buena, ofrecemos trabajar para mejorar y crecer, y le pedimos ayuda para ello. Expresa tu confianza en Él y confirma tu Emunah.

Que todos seamos merecedores de vivir un Rosh Hashaná limpio y luminoso y que El Creador nos regale un año dulce y bueno para todos; en amor y bendición.

Con cariño

Maestra Ximena Solar

Share on Facebook48Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0