Algo por agradecer cada día, muchas Bendiciones por atraer

Hace poco tiempo atrás escuché a un rabino decir que en las próximas semanas, en nuestra preparación para el último mes del año según el calendario hebreo (Elul), y luego la renovación en el inicio del  Año Nuevo espiritual, debiésemos fortalecer nuestra Emuna ejercitando aún más nuestra relación cotidiana con la Luz, con Hashem.
Hay un simple, breve e importante ejercicio que los invito a hacer para ello:
Identificar y anotar cada día, desde hoy hasta Rosh Hashana (Año Nuevo espiritual) en una libreta o cuaderno, al menos una forma/situación/persona a través de la cual vimos o percibimos la presencia de la Luz en nuestras vidas.
Este entrenamiento nos invita a estar más atentos y conscientes, para agradecer por esta Luz y de esta forma ayudarnos a conectar con las Bendiciones disponibles para nuestra vida, nuestras relaciones y las vidas de quienes nos rodean.
Muchas Bendiciones y Luz protegida.
Cariños,
Maestra Diana Yael Rubinstein M.
Share on Facebook35Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0