El poder de aceptar es una bendición

Una de las paradojas más grandes de las que nos enfrentamos en la vida es saber, que en medio de las penas, pruebas y dificultades, se encuentra el Creador, Quien nos ama,  buscando precisamente que las superemos con Emuna, y para que entendamos que todo ocurre de acuerdo a Su orden.

El regalo es entonces, entender que no debemos rechazar las pruebas sino aceptarlas con Emuna, y diciéndonos, “Esto es lo que Hashem quiere de mi”.

Cuando lo hacemos, rompemos las cadenas que nos impone el ego, y nos podemos abocar a fortalecernos, para superar cualquier prueba y siempre salir airosos de los momentos difíciles.

Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0