La mentira y la verdad se encuentran

Cuenta una parábola que un día la mentira y la verdad se encontraron.
La mentira dijo a la verdad:
– Buenos días, doña verdad.
Y la verdad fue comprobar si realmente era un buen día. Miró hacia arriba, no vio nubes de lluvia, solo había cúmulos algodonosos adornando el cielo, varios pájaros cantaban, y viendo que realmente era un buen día, respondió a la mentira:
– Buenos días, doña mentira.
– Hace mucho calor hoy, dijo la mentira.
Y la verdad, viendo que la mentira decía la verdad, se relajó.
La mentira entonces invitó a la verdad a bañarse en el río. Se quitó la ropa, saltó al agua y dijo:
– Venga doña verdad, el agua está deliciosa.
Y una vez que la verdad sin dudar de la mentira se quitó la ropa y se metió al agua, la mentira salió del agua y se vistió con las ropas de la verdad. A su vez, la verdad se negó a vestirse con las ropas de la mentira y como no tenia nada de que avergonzarse, salió desnuda caminando por la calle.

Y así, a los ojos de las personas, era más fácil aceptar la mentira vestida de verdad, que la verdad desnuda tal y como es.

Cordialmente,
Maestro Nicolás Rosenberg

Share on Facebook62Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0