21 Formas de encontrar la alegría

Nuestros Sabios nos dice que con alegría y optimismo verdaderamente se puede resolver cualquier problema

Lo que sigue son citas de Rabi Najman de Breslev, sobre el tema de la Alegría.

Nuestros Sabios nos dice que con simjá (auténtica alegría) y optimismo verdaderamente se puede resolver cualquier problema y que no hay nada que nos permita conectarnos con HaShem más que la alegría. Y viceversa: la negatividad y la depresión nos hacen descender por la resbaladiza pendiente que conduce a la enfermedad y la desgracia.

Le pedimos al lector que lea las siguientes citas en forma lenta y meditativa, reflexionando acerca de ejemplos de su propia vida en los que estas citan se hayan aplicado. Nótese que la palabra hebrea be-simjá (con alegría) contiene exactamente las mismas letras que la palabra majshavá (pensamiento). Por eso, PIENSA en el futuro: mientras vayas leyendo, imagínate que estás implementando reglamentaciones que habrás de activar si pierdes (y cuando pierdas) la alegría y no puedas pensar con claridad ni con creatividad. Ten la intención de que, cada vez que haga falta, te venga a la mente la cita apropiada y la estrategia apropiada, para que pueda servirte de ayuda.

1. Recuerda: La alegría no es algo meramente fortuito en tu búsqueda espiritual. Es algo básico y fundamental.

2. No hay nada que libere tanto como la alegría. Libera la mente y la llena de tranquilidad.

3. Perder la esperanza es como perder la libertad, como perderse a uno mismo.

4. Encontrar la verdadera alegría es la más difícil de todas las tareas espirituales. Si la única manera de ponerte alegre es haciendo algo tonto, pues hazlo.

5. La depresión causa un daño tremendo. Utiliza todos los ardides que puedan causarte alegría.

6. Hoy no te sientes con ánimo. No dejes que los ayeres y los mañanas te tiren abajo.

7. Si a pesar del deseo de estar contento, te sientes deprimido, extrae fuerzas de momentos más felices que hayas vivido. Con el tiempo, la alegría retornará.

8. Si no te sientes alegre, simula que sí lo estás. Inclusive si estás deprimido, sonríe. Actúa como si estuvieses contento. La genuina felicidad no tardará en llegar.

9. Acostúmbrate a cantar una canción. Te va a dar nueva vida y te va a llenar de alegría.

10. Acostúmbrate a bailar. Va a alejar la depresión y va a disipar las dificultades.

11. A veces la gente está terriblemente angustiada pero no tienen con quién descargarse. Si tú vas y les sonríes, los estás animando y revitalizando. Siempre ponte una sonrisa en el rostro. Entonces podrás regalarles vida a los demás.

12. No confundas el corazón quebrantado con la tristeza y la depresión. La depresión es en realidad enojo, una queja contra Di-s porque Él no te da lo que quieres. Pero cuando tienes el corazón contrito, eres como un niñito que está llorando porque su padre está lejos. El corazón quebrantado tiene que ver con el órgano del corazón, mientras que la depresión tiene que ver con el bazo (nótese que en la medicina china, el pensamiento excesivo daña al bazo y al sistema digestivo, y la depresión daña los pulmones).

13. Sería muy bueno que la persona anduviera todo el día con el corazón quebrantado, pero en el caso de la persona promedio, esto fácilmente puede degenerar en la depresión. Por eso, conviene que reserves un poco de tiempo por día para el corazón quebrantado. Conviene que te aísles con Di-s con el corazón quebrantado durante un período de tiempo determinado. Pero el resto del día conviene que estés alegre.

14. Cuando estás contento, es fácil reservar un tiempo para rezar con el corazón contrito. Pero cuando estás deprimido, es muy difícil aislarte a hablar con Di-s. Es por eso que es tan importante estar contento, hasta tal punto que hasta deberías forzarte a estar contento, si no hay otra manera de lograrlo.

15. La mayoría de la gente piensa que el olvido es un defecto. Pero yo lo considero un gran beneficio. Porque cuando uno es capaz de olvidar, se está liberando de las cargas de pasado.

16. Evita a toda costa la depresión. Es la raíz de todas las enfermedades y todas las dolencias.

17. ¡Nunca caigas en la desesperación! ¡Nunca! Está prohibido perder la esperanza.

18. No importa cuánto te hayas desviado, siempre es posible retornar a Di-s. Por lo tanto, estarás de acuerdo en que no hay absolutamente ninguna razón para perder la esperanza.

19. Nunca pierdas la esperanza de clamar, orar y suplicar ante Di-s. Continúa haciéndolo hasta que lo logres, hasta que alcances esa cercanía que tanto ansías.

20. Si crees que podes hacer daño, entonces también cree que puedes reparar. Si crees que puedes hacer daño, entonces también cree que puedes curar.

21. Recuerda: Las cosas pueden pasar de la peor situación posible a la mejor situación posible en un abrir y cerrar de ojos.

Una plegaria de Rabi Najman de Breslev:

“Querido Di-s, aquí estoy, golpeado y maltratado por las incontables manifestaciones de mis propias deficiencias. Pero a pesar de todo tenemos que vivir con alegría. [Debemos] superar la desesperación, buscando y encontrando cada atisbo de bondad, cada punto positivo dentro de nosotros mismos, y así descubrir la verdadera alegría. Ayúdame en esta búsqueda, HaShem. Ayúdame a encontrar la satisfacción y un placer profundo y duradero en todo lo que tengo, todo lo que hago y todo lo que soy…”

Share on Facebook41Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0