ROSH JODESH- SAGITARIO-KISLEV 2017

Queridos amigos:

De acuerdo al libro de la Creación, el Sefer Yetzira escrito por Abraham el Profeta, la letra que crea el signo de Sagitario-Kislev, es la letra Samej c y la letra que crea al planeta Júpiter es la letra Guimel g. Los sabios nos dicen que la letra Samej es el inicio de la palabra Somej que significa apoyo, y que la letra Guimel es el inicio de la palabra Gómel que significa benefactor, protector.,

O sea este es un mes para recibir el apoyo y la protección del Creador, y ciertamente nosotros como generación y de manera personal, necesitamos hoy más que nunca que el Creador nos dé una mano.

Hemos designado a Sagitario- Kislev en hebreo, como un mes de milagros, ya que ocurren una serie de eventos cósmico-espirituales, que tal como nos enseña la Kabbalah, permanecen en el tiempo y han tenido y tendrán influencia en todos nosotros durante los próximos 30 días.

Además de acuerdo con los Kabbalistas este es el mes, en que  fue instituido el libre albedrio.

¿Cómo sabemos de esto? Porque fue el mes en que aparece por primera vez en el mundo el arco-iris, como promesa que Hashem le hace  a Noé de que nunca más en el mundo iba a ocurrir un diluvio que terminara con toda la humanidad, ya que de haber estado Noé y su familia enfrentados a la posibilidad de una nueva y  total destrucción, nunca podrían haber vivido como seres libres de elegir.

También debemos recordar que la familia de Noé, mas algunos  sobrevivientes, conocieron de toda la negatividad en la que se había embarcado su generación, y por tanto para poder re-comenzar su vida era necesario que pudiesen elegir, ya que la vida antigua, previa al diluvio, los había llevado a un estado de tal negatividad, en la que básicamente tampoco podían elegir.

¿Y cuándo es que esta negatividad termina? Cuando es establecido por el Creador un arco-iris protector, que les permite y nos permite actuar, ciertamente elegir la Luz por sobre la oscuridad.

Este mes por tanto es un mes tremendamente positivo, que a la vez nos llama a tomar decisiones en relación a lo que realmente queremos.

Este mes con su energía nos pregunta ¿Quieren ser felices? ¿Estamos aquí para ser felices? ¿Existe realmente la felicidad?

Ciertamente en Kabbalah la respuesta es un  rotundo si, a partir del principio de que Dios, Hashem está siempre presente para todos aquellos que quieran conectar con Él, y es esa fuerza la que contiene las formulas y respuestas necesarias, para alcanzar la energía de la Felicidad.

Esto quiere decir, que es solo la relación creciente con el Creador, la que nos permitirá conectar con porciones crecientes de alegría y felicidad.

Por otro lado sabemos que la manera de conectar con esa felicidad que el Creador siempre nos quiere dar, tiene solo que ver con la alegría y el agradecimiento con el cual estemos viviendo en el presente nuestra vida.

Sabemos que alcanzar o conectar con felicidad, resulta ser una  necesidad para algunos, de que ocurran milagros, ya que la felicidad, pareciera estar muy distante.

Sin embargo este mes nos viene a enseñar otra cosa.

El principio espiritual Kabbalista nos dice que tanto el conectar con felicidad como el que veamos milagros en  nuestra vida, solo tiene que ver con nosotros y con cuanto deseo tengamos de conectar con la Luz del Creador.

Esto quiere decir que la Luz y los milagros existen para aquellos que honestamente entienden que el único trabajo satisfactorio, es trabajar para y por la Luz.

Una cualidad de los sagitarios nos permitirá entender el concepto.

Para los Sagitarios es una verdad tangible el que todo al final va a estar siempre bien aunque estén haciendo las cosas a última hora, y esto que para muchos puede parecer falta de responsabilidad, es sin embargo, una cualidad espiritual única, ya que es precisamente lo que el Creador nos está enseñando en cada segundo.

El nos enseña que sin importar que, ni cuánto, ni como, El está disponible para el que quiere conectar y solucionar, sin importar si es a último momento.

El principio aquí dice que Dios está disponible las 24 horas, los 7 días de la semana.

Por lo tanto los milagros están disponibles las 24 horas los 7 días de la semana para todos aquellos que deciden conectar y hacer el trabajo de la Luz.

El problema con el Sagitario y tal vez con muchos de nosotros es que vive tan inmerso en esta realidad que muchas veces desperdicia la oportunidad que le está siendo ofrecida 24/7, y generalmente esto les ocurre porque por ser   tan luminoso, es tan simple la conexión, que  no le resulta un desafío, por tanto pierde la oportunidad.

En el marco cósmico espiritual y de acuerdo con el calendario hebreo, Sagitario corresponde al tercer mes del año, año que comenzó en Libra, y es columna central de los primeros tres meses del año, lo que nos habla de un mes balanceado y armonioso, que permite que creemos milagros en nuestras vidas.

El nombre de Kislev-Sagitario, deriva de la palabra hebrea Kesel  ( כֶּסֶל ), que quiere decir “seguridad” o “certeza“. Hay dos estados de confianza-un activo y un pasivo, ambos de los cuales se manifiestan en el mes de Kislev, que en el cuerpo humano  corresponden a los riñones derecho e izquierdo, respectivamente. En hebreo, la palabra para riñón  es también Kesel ( כֶּסֶל ).

Ahora el magno evento que nos muestra de que la posibilidad de los milagros está disponible, es la festividad llamada Janucá, que hoy es incluso festejada en Estados Unidos, y en muchas plazas y lugares del mundo, se prende, se enciende la Janukia, el candelabro de 8 brazos, más un vigía, un centinela.

La historia nos cuenta, como un pequeño grupo de hombres santos, Kohanim, los sacerdotes del Templo sagrado de Jerusalem, guerrilleros espirituales, convencidos y certeros, derrota al gran imperio greco-sirio quienes habían usurpado Jerusalén y su templo sagrado, imponiendo un estilo y forma de vida que no tenía nada que ver con la santidad de Jerusalén, de su templo, ni con su habitantes.

Ahora, era precisamente en el templo de Jerusalén donde todos los días se prendía este enorme candelabro que había sido construido por instrucción Divina, con el propósito de traer paz y armonía al mundo (sabemos que mientras ese templo estuvo construido, no hubieron guerras, ni enfermedades mentales en todo el mundo).

Entonces cuando este pequeño grupo de guerrilleros espirituales, reconquista el templo, busca el aceite de oliva necesario para encender nuevamente el candelabro, y encuentra que solo tienen suficiente aceite para un día y sin embargo, milagrosamente alcanza para 7 días.

En realidad esto tiene muchas lecturas y muchos secretos.

La kabbalah nos explica que el numero 8, en relación a los 8 brazos que tiene la Janukia (mas el vigía=9) corresponden a una realidad que va mas allá de nuestro mundo, o al menos el mundo que conocemos.

Sabemos que el mundo natural está representado por el siete, siete notas musicales, siete días de la semana, setenta pueblos etc.

O sea nos habla del mundo conocido, donde todo tiene una forma y una rutina.

Sin embargo el ocho se sale de este mundo, hacia el espacio donde todo es posible, y donde nada se rige por lo rutinario y lo conocido, o sea el lugar desde donde nos llega la energía de los milagros.

Una de las definiciones más hermosas que hacemos de Dios en la Kabbalah es precisamente que El además de millones de muchas otras cosas es sobrenatural, lo que quiere decir que no se rige por los dictámenes de la naturaleza, ni de los sistemas humanos y sin embargo, rige por sobre la naturaleza y por sobre los sistemas humanos.

Esto nos habla precisamente de Quien es Al que debemos llamar en momentos de necesidad y en realidad en todos los momentos, sobre todo en aquellos momentos de nuestra vida en que nada parece tener sentido, y cuando creemos que no hay ninguna solución a nuestros problemas o dificultades.

Entonces el día 25 del mes de Sagitario-Kislev, se re-enciende el candelabro, que hoy día, y precisamente en este mes nos permite conectar con la realidad del ocho, de lo infinito, que nos dice que todas las respuestas existen, y que lo único que necesitamos para obtenerlas es conectar con la fuerza de la Luz del Creador, Quien además siempre está esperando que lo llamen.

El llamado milagro de Janucá, nos habla de que sí es posible que unos pocos derroten a muchos cuando tenemos certeza y confianza en la Luz del Creador, y en aquello que es nuestra misión en el mundo.

Este milagro de Janucá refleja la certeza activa de los  Macabeos en Dios, lo que los llevo a levantarse y luchar contra los greco sirios y su cultura.

También sabemos que la acción humana, el sentido humano relacionado con este mes es el sueño, el dormir y si ponemos atención, el sueño, el solo acto de dormir  está  relacionado con la certeza y confianza que todos tenemos de que la Luz del Creador que siempre cuida de todos.

Además una de las letras que crean el mes de Sagitario es la letra Samej está relacionado con somej que significa apoyo, o la hermosa posibilidad que tenemos este mes de sentirnos y querer ser apoyados por la Luz del Creador, y sabemos que para ser apoyados debemos tener certeza y confianza en Aquel que nos va a apoyar.

Ahora según los sabios la parte del cuerpo que maneja y a la cual los sagitarios deben prestar atención es el vientre ( קֵבָה ). Y podemos decir que aquel que considera que su vientre está lleno podrá tener un buen dormir, y cuando un hombre y una mujer están contentos con la vida, sin importar las condiciones de esta tendrán en un sentido figurado el vientre lleno.

Kabbalisticamente para poder alcanzar este estado de satisfacción, debemos siempre estar contentos con aquello que es nuestro y con lo que nos toco, tal como está escrito:

“¿Quién es rico? El que está contento con su porción y estar contento implica aceptar con alegría y humildad la vida que el Creador nos ha regalado, y que por otro lado aquello que es nuestro, es nuestro y de nadie más, porque nos ha sido regalado directamente por Dios.

Estar contento nosotros mismos es la mejor forma de alimentar al mundo para asegurar que emanación y el regalo Divinos llegue a  todo el mundo.

Jodesh Tov. Que los milagros de Hashem se manifiesten en sus vidas.

 

Por: Daniel Abaud

 

 

Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0