Cambiar el futuro

Los kabbalistas sabemos que la Ley de Causa y Efecto rige nuestras acciones. Sabemos que el presente que vivimos hoy es el resultado de acciones pasadas, hace unos minutos, días o vidas atrás. Cuando somos capaces de ver así las cosas, tiene más sentido dejar de quejarse, porque nos hacemos cargo que el presente es el resultado de nuestras decisiones y acciones pasadas.

Esta semana te invitamos a recuperar esta conciencia, y con ella cambiar nuestro destino. Primero que todo, si hoy algo no te gusta de tu vida; tomate el tiempo necesario para investigar que acciones y decisiones has estado tomando fuera de foco espiritual. Una buena forma es observar que estás cosechando, para saber qué sembraste. Si la cosecha no te gusta, entonces debemos cambiar las semillas. Siempre es tiempo de Teshuvá, de revisión y corrección de aquellas áreas sin conciencia, que nos hacen errar en el tiro.

Y si quieres avanzar un paso más, entonces observa lo que estás sembrando hoy con tus acciones, tus palabras, tus intenciones, tus omisiones. ¿Quieres proyectar un futuro más limpio y luminoso? Entonces mira lo que haces hoy, y corrige hoy. Pone Luz ahí donde estás actuando desde el ego; pone generosidad en tus zonas egoístas; pone empatía allí donde no estás viendo a nadie más que a ti.  Y en todas tus acciones llenas de alegría, amor, humildad y agradecimiento; siembra la Luz de la conciencia, para hacerlas cada vez más fuertes y fértiles. ¡Que todos seamos meritorios de limpiar el pasado y de construir un presente y un futuro lleno de Luz donde se revele la Gracia y el Amor de Hashem!

Con cariño,
Maestra Ximena Solar

Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0