ROSH JODESH ESCORPION-JESHVAN 2017

Queridos amigos:

Estamos entrando esta noche en uno de los meses más desafiantes y tal vez en su desafío es donde está su mayor bendición.

Los sabios nos dicen que durante el mes de Libra-Tishrei lo que ocurrió fue que mejoramos nuestra relación con Dios, y podemos decir con propiedad que todos los alumnos de Kabbalah lo sintieron, y sin embargo en este mes, con todo lo aprendido y sentido durante el mes anterior, lo que nos corresponde, lo que nos debe llamar es a mejorar, las relaciones con las demás personas con todo nuestro entorno.

Es por esto que hemos designado este mes como el mes de la pasión, ya que para entender lo que realmente son las relaciones y para querer mejorarlas en todos los ámbitos, debemos buscar apasionarnos, debemos buscar con pasión toda la energía necesaria para hacer de nuestras vidas y de nuestros espacios, vasijas de paz.

Y esto justo se nos dice que hagamos, en un mes donde el planeta que el Creador ordeno que nos influenciara, es el planeta Marte, el planeta de guerra.

Desde ya debemos ver que estamos frente a una paradoja, por un lado tengo que apasionarme para mejorar todas mis relaciones con los seres humanos, con mi pareja, con mis vecinos y con mis amigos, y por otro lado tenemos una energía que nos estará desafiando a que no lo hagamos, y peor aun que utilicemos de esa misma energía para que nos separemos mas para que nos enojemos, para que tengamos celos y otros.

¿Cómo resolvemos esto? ¿Cómo hacemos para que este mes sea uno de bendición y no de lo otro?

La respuesta debe comenzar con decir, que siempre donde hay mayor oscuridad o desafío, es porque la Luz del Creador está presente, aunque oculta.

Por lo tanto Kabbalisticamente debemos tomar la oportunidad que el mes nos entrega, tomar acción, y no esperar que nos lleve la marea.

En relación a esta marea, sabemos que escorpión es un signo de agua, y como algunos dicen, de agua hirviendo, no solo por la pasión escorpiana sino también porque en este mes, en la época de Noé, como nos relata la Torah, comenzó el diluvio y un año después en el mismo mes se detuvieron las aguas, y sabemos que esas aguas que participaron del diluvio eran aguas hirviendo.

Lo otro importante que nos relata la Torah es que antes de que el diluvio comenzara, a Noé se le ordena construir un arca y una vez que esta estuvo lista hizo subir solo parejas de todo ser viviente, incluidos sus hijos con sus esposas, todo esto en orden de salvar a la humanidad de su total extinción.

Al parecer aquí en el concepto de “solo parejas” hay un secreto y ese secreto tiene que ver con las relaciones y la importancia que estas tienen en el concierto de la vida y de su continuidad.

Noé hizo subir parejas al arca porque ahí está el secreto de la continuidad de toda la existencia, es en lo femenino y masculino donde se encuentra el potencial divino de la vida, y de la manera en que Dios ordena y desea que sea su mundo.

Pero todos ya sabemos que tal como la paradoja del mes, vivir en pareja es una de las cosas más difíciles del mundo, y por otro lado llena de secretos, de energía, lleno de la Presencia Divina, ya que sabemos que todas las parejas las forma Dios, como también todo lo que de ellas emana, todo lo que nace de ella.

Aquí debo recordarles lo que nos dicen los sabios respecto de este mes.

Que este es un mes para componer, arreglar y mejorar nuestras relaciones con los demás y debemos saber que en el orden de prioridades (tal como aprendemos de Noé) de aquellos que llamamos los demás, siempre esta primero o debe estar primero nuestra pareja, nuestro esposo, esposa etc.

Podemos decir entonces que lo que Dios quiere es que re-ordenemos nuestra casa, nuestra arca tal como lo hizo Noé para recomponer, arreglar y mejorar nuestras relaciones de amor y de pareja, pese a que las condiciones energéticas no estén dadas.

Y es para esto, precisamente, para la parte más fundamental de nuestra vida que son nuestras relaciones de amor es que debemos activar nuestra pasión, en la búsqueda del bien más preciado, del mayor tesoro al que puede aspirar una casa, que es el conseguir paz verdadera.

El asunto es que si lo buscamos, si utilizamos nuestra fuerza y nuestra conciencia en el propósito de lograr paz con la que amo o el que amo, toda la ayuda necesaria nos llegara desde los cielos, ya que la palabra Paz en hebreo, Shalom, es un nombre de Dios, y en la casa o en la relación donde hacemos participar a Hashem, no hay enfermedades, siempre hay buen ingreso, siempre hay alegría.

Y ahí está precisamente donde debemos aplicar este mes toda nuestra fuerza y esfuerzo. Hacer una declaración consiente y clara de que lo que queremos es vivir en paz y con paz con nuestra pareja, con los hijos y con la familia, siempre recordando que en la lista de importancia de nuestros amores debe estar nuestro esposo o esposa o aquel o aquella más importante.

Decimos hacer una declaración consiente, porque hay un principio espiritual que dice que incluso las intenciones son tomadas en cuenta en los cielos, lo que significa que si tomamos la decisión de que este será nuestro trabajo para este mes, entonces los cielos, los ángeles y maestros espirituales bajaran felices a ayudarnos a lograr nuestro propósito.

Noé sube al arca parejas, porque tal como , lo entendemos kabbalisticamente, la Luz de Hashem en este mundo es revelada a través de los opuestos, cuando estos a pesar de ser opuestos y diferentes, buscan y encuentran lo mejor en el otro, lo aprecian y buscan la paz, ya que sin paz no hay crecimiento, no hay sustento y todo lo que esperamos no se manifiesta ya que la paz es el vehículo, la columna central a través de la cual se manifiestan todas las bendiciones que necesitamos.

  • Y los sinónimos de Paz de Shalom son tranquilidad, sosiego, armonía, calma, reposo, concordia, conciliación, acuerdo, amistad, quietud, unión

Como dijimos antes, el mes pasado nos reconciliamos con Dios, y este es el mes donde apasionadamente nos reconciliamos con los nuestros.

No debemos olvidarnos del principio espiritual que dice que todo lo que va a ocurrir depende del comienzo, lo que para nosotros significa hacer uso de estas palabras ahora en este instante, esta noche, mañana, para ponernos a trabajar conscientemente en nuestras relaciones.

También podemos preguntarnos ¿porque Noé no hace además subir personas individuales, hombres solos, mujeres solas o niños solos? Y la respuesta es que es precisamente la destrucción del mundo iba a ocurrir porque las raíces morales, las raíces espirituales, el orden necesario había desaparecido del mundo a través de todas las relaciones incestuosas que se dieron y que trajeron como resultado un mundo de monstruos, desordenado y corrupto.

Ahora de manera maravillosa y hermosa, en el único orden que es el orden divino, luego de este mes, en que recomponemos, arreglamos y mejoramos nuestras relaciones, aparece en el calendario, el mes de Sagitario-Kislev, que es el mes de los milagros.

¿Esto qué quiere decir? Esto quiere decir  que una vez que las personas emplean su pasión su deseo y su intención en mejorar sus relaciones aparecerá en los cielos la energía de Sagitario para decirnos que ahora todo está bien, que todo está ordenado, gracias a que decidimos vivir en Paz.

Es muy hermoso visualizar el mensaje que Hashem le da a Noé para decirle que la destrucción ya había terminado ya que lo que apareció en los cielos cuando el Diluvio termino, fue un Arco-Iris que es la representación más visible de lo metafísico en nuestro mundo, ya que aunque es hermoso, no sabemos dónde comienza y donde termina, y de igual manera sigue siendo hermoso.

Lo mismo ocurre cuando trabajamos en la Paz con los nuestros, no sabemos cuál va a ser el resultado, no tenemos ninguna prueba de que si cambiamos, mejoramos, y nos hacemos cargo de nuestra vida, todo será bueno y mejor.

Y es aquí donde debemos aplicar nuestra Emuna, ya que si Shalom, Paz es un nombre de Dios, y nosotros queremos conectar con El, solo nos queda aplicarnos en el mensaje y sugerencia que El nos da.

Sabemos en Kabbalah que ese hermoso arco-iris, que representa la paz que el Creador hizo con Sus creados, esta siempre disponible para todos aquellos que quieren trabajar en esa Paz.

Y tal como en el Arco-Iris todos los colores están contenidos, así también debemos apreciar y entender a todos aquellos que están a nuestro alrededor, ya que todos son parte del arco iris de la vida que el Creador nos regala.

Les deseo a todos un mes de Paz, de trabajo y de unidad con los que aman. Amen.

 

Por: Maestro Daniel Abaud

 

 

Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0