La Estrella de David (Maguén David)

¿Cuál es el origen de este símbolo de seis puntas?

Las seis puntas de la Estrella de David simbolizan el dominio de Dios sobre el universo en las seis direcciones: norte, sur, este, oeste, arriba y abajo.

El nombre hebreo Maguén David —que significa literalmente ‘El Escudo de David’— constituía originalmente una referencia poética a Dios: un reconocimiento de que nuestro héroe militar, el Rey David, no fue victorioso gracias a su propio poder sino al apoyo de Dios.

Una idea es que una estrella de seis puntas recibe forma y sustancia desde su sólido centro. Este núcleo interno representa la dimensión espiritual, la cual se encuentra rodeada por las seis direcciones del universo. (Una idea similar se aplica a Shabat: el séptimo día que da balance y perspectiva a los seis días de la semana).

De acuerdo a la cábala, los dos triángulos representan las dicotomías inherentes al hombre: el bien versus el mal, lo espiritual versus lo físico, etc. El triángulo que apunta hacia arriba simboliza nuestras buenas acciones que se elevan al cielo y activan un flujo de bondad que desciende al mundo, el cual es simbolizado por el triángulo que apunta hacia abajo.

Algunos notan que la Estrella de David es una compleja figura entrelazada que no tiene seis lados, sino 12 (dodecágono). Uno puede considerar que está compuesta por dos triángulos superpuestos o bien por seis triángulos pequeños que emergen de un hexágono central. Al igual que el pueblo judío, la estrella tiene 12 lados, representando a las 12 tribus de Israel.

Una teoría más práctica es que durante la rebelión de Bar Kojba (siglo I) se desarrolló una nueva tecnología para los escudos que utilizaba la estabilidad inherente al triángulo. Detrás del escudo había dos triángulos entrelazados, los cuales formaban un patrón hexagonal de puntos de apoyo. (El arquitecto Buckminster Fuller mostró lo fuertes que son los diseños basados en triángulos al construir su famosa cúpula geodésica).

Entonces, ya sea una estrella azul flameando orgullosamente en una bandera o una estrella de oro que adorna la entrada de una sinagoga, la Estrella de David sigue siendo un constante recordatorio de que confiamos en Dios.

por Rav Shraga Simmons

 

 

Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0