Chispas Divinas por doquier

Hay algo especial que sucede desde pequeños al regresar de vacaciones.. una extraña mezcla entre nostalgia por lo vivido, por querer más de aquello, y a la vez el anhelo por regresar y compartir esa experiencia con los nuestros.

Qué hay en esos días de paseos, de regaloneos con la familia y seres queridos, en ocasiones de conocer nuevos lugares, que nos hace sentir ganas de más, y que provoca tanto cambio en nuestra experiencia humana? Será que es porque muchas veces es en esos pequeños momentos, lugares y vivencias, que conectamos con las chispas de Luz que se encuentran en los otros, en nuestro entorno y en nosotros mismos? Será quizás que en esas bocanadas de aire y de oxígeno nos reconectamos más con nuestra propia esencia y con el regalo de estar vivos?

Sea cual sea el motivo, y recordando que todo tiene un “para qué”, el desafío es traer esa Luz a nuestra cotidianidad, compartir esa Luz y aprender a encontrar las Chispas Divinas que están disponibles en cada día, cada Alma y cada vivencia de nuestro camino.

Bendiciones y Luz protegida para todos.
Con cariño,
Maestra Diana Yael Rubinstein
Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0