10 cosas que los hombres desearían que las mujeres supieran.

Señoras, no es complicado.

1) Al igual que las mujeres, nosotros necesitamos amor. Aunque las mujeres tienen la reputación de ser emocionalmente más necesitadas, nosotros también añoramos esas palabras. Por favor díganlas a menudo.

2) Adicionalmente ansiamos respeto y aprobación. Muéstrennos admiración y sus deseos serán nuestras órdenes. Fastídiennos o atáquennos y nos retiraremos a nuestras cuevas.

3) No leemos mentes. No podemos anticipar sus necesidades y deseos. Dígannos lo que quieren. Ayúdennos. Nosotros queremos darles pero ustedes tienen que decirnos cómo. No sean evasivas; sean directas. La prueba de nuestro amor no es nuestra clarividencia sino nuestra respuesta a sus deseos claramente expresados.

4) Nosotros respetamos lo buenas madres que ustedes son y cuánto hacen por la comunidad, pero no queremos estar al final de sus listas de tareas pendientes. Queremos sentir que somos la persona más importante en sus vidas. (¿Les importaría cortar el teléfono cuando llegamos a casa?).

5) Nuestro deseo por intimidad física no es una necesidad biológica trivial que deberíamos tan sólo suprimir hasta que los niños sean mayores. Es una expresión de nuestro deseo por establecer una conexión profunda con ustedes. Cuando ustedes nos ignoran, es doloroso y nos sentimos rechazados. Imagínense si nosotros siempre estuviéramos muy cansados como para hablar con ustedes…

6) Nuestros trabajos son importantes para nosotros – para nuestra autoestima, para sentirnos realizados, y porque queremos proveer para nuestras familias. Por favor traten de entender que trabajamos duro y que de verdad no estamos en la cancha de golf todo el día.

7) Ustedes parecen pensar que somos incompetentes pero de verdad somos capaces de cuidar a nuestros hijos – ¡e incluso podemos hacer un buen trabajo! Si quieren tomarse un descanso y salir de la casa, por favor vayan – y confíen en nosotros.

8) No somos uno más de sus hijos. Por favor no hablen de nosotros de esa manera (no nos parece tierno) cuando conversan con sus amigas, y por favor no nos traten de esa forma. Nos disminuye a nosotros y a ustedes.

9) Realmente nos gustaría poder darles todas las posesiones materiales que sus corazones desean. Es doloroso que no podamos hacerlo. Por favor no aumenten la presión criticándonos por eso constantemente.

10) Somos criaturas simples con necesidades simples. No necesitamos cenas elaboradas en vajilla de porcelana. Solamente queremos la sensación reconfortante de un hogar cálido y el amor de una buena mujer.

por Rav Dan Silverman

Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0

Deja un comentario