No guardes nada “para una ocasión especial”

 

No guardes nada “para una ocasión especial”

porque cada día que vives es una ocasión especial;

Lee más, siéntate en la terraza y admira la vista sin fijarte en las malas hierbas;

Pasa más tiempo con tu familia y con tus amigos. Come tu comida preferida y visita los sitios que ames.

La vida es una sucesión de momentos para disfrutar, no es sólo para sobrevivir.

Usa tus copas de cristal; no guardes tu mejor perfume, úsalo cada vez que te den ganas de hacerlo.

Las frases “Uno de estos días”, “algún día”, quítalas de tu vocabulario.

Digamos hoy a nuestros familiares y amigos cuanto los queremos.

Por eso no retardes nada que agregue risa y alegría en tu vida.

cada día, hora, minuto, es especial.

 

 

Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0

Deja un comentario