¿Que es lo que esta pasando?

Nos hemos dado cuenta que a pesar de todas las predicciones, el mundo y nuestra vida siguen su curso de acuerdo al patrón que nos da el Creador, de acuerdo a Sus tiempos, que son Sus tiempos, y que en relación a nuestra realidad esos tiempos ya fueron fijados.

Por lo tanto es bueno que recordemos la líneas de tiempo que desde la creación fue establecida por Hashem en términos de cuanto es lo que iba a durar la experiencia humana.

 

Esta línea de tiempo corresponde a los siete días de la Creación, a los siete días de la semana, y a los siete mil años de esta experiencia.

 

Visto así el día Domingo corresponde a los primeros mil años de nuestro mundo, y sucesivamente si avanzamos en los días de la semana veremos que, de acuerdo al calendario hebreo nos encontramos en el atardecer del viernes siendo el sábado, (en relación a los mil años) el día o los mil años donde solo viviremos en eterna Luz y espiritualidad y sin dependencia de la materia.

 

En palabras de un gran sabio y Rabino, Moshe Jaim Luzzato dice “La existencia se dividirá en dos periodos, uno de seis mil años y el restante de mil de descanso, y posteriormente se renovara la existencia en “otro orden”, según lo planificado por la Inteligencia Divina”.

 

A lo que sigue debemos ponerle mucha atención, dice “Y determino Su sabiduría que siempre la finalización del ciclo sea sagrado, lo que eleva a los demás días pues aunque la mayor parte de estas es mundana y solo una parte de estos es sagrada, o sea el Shabat que es necesario para este mundo físico, por otro lado al tratarse de la parte final, la conclusión , todo el ciclo se eleva y rectifica , haciendo que toda la existencia del hombre se santifique”.

 

Todos los sabios Kabbalistas y todos los sabios en el marco del judaísmo, nos dicen que la nuestra es la última generación antes de la llegada del Mashiaj, lo que significa por un lado una tremenda responsabilidad en términos de corrección, (ya que no habrá más reencarnaciones en esos mil años ) y por otro lado que estamos asistiendo y somos parte de una realidad, de una vida sin parangón en la historia de la humanidad.

 

Y todo esto ya comenzó mucho antes del 21 de Diciembre del 2012.

 

Claramente todas las predicciones y todo lo que se dijo poco tienen que ver con la elevación espiritual, y menos aun con lo que Jaim Luzzatto nos dice en relación a la existencia de un ciclo y de su propósito.

 

El nos dice entonces que son seis mil años de proceso, seis mil años de reencarnaciones donde tenemos y hemos tenido la oportunidad creciente de ir corrigendo todas nuestras falencias.

 

Sin embargo al estar hoy día en el año 5773 del calendario hebreo, quiere decir que estamos ad-portas, que estamos preparando la mesa para que llegue nuestro gran invitado que es el Mashiaj, representado por estos mil años donde se renovara la existencia en “otro orden”.

 

Visto de otra manera, nos estamos poniendo el uniforme, para ir a nuestro primer día de colegio, con la diferencia que se nos pide que lleguemos con toda la materia aprendida, y por tanto debemos revisar la materia que ya aprendimos por 5773 años, ya que a este colegio vamos a ir a disfrutar.

 

Es por esto que todas las predicciones en relación al 21 de Diciembre del 2011 dejan de tener sentido, sin embargo debemos enmarcar con responsabilidad lo que los astrólogos, los astrónomos y los mayas nos dijeron, ya que sin lugar a dudas, lo que se dijo es parte del Nuevo Orden.

¿ Y que es este Nuevo Orden?

 

Este Nuevo Orden, es un mundo donde la verdad, la transparencia, la Luz y Dios, pasan a ocupar la mente de las personas.

 

Este nuevo orden nos habla de la necesidad de que desocupemos nuestra mente porque igual se va a desocupar, de que elijamos la verdad porque igual el mundo será solo verdad, que busquemos solo lo transparente y claro, porque igual el mundo va a ser traslucido, y que hagamos nuestro mejor esfuerzo para conectar con la Luz del Creador, porque finalmente nos daremos cuenta que la Luz, que Hashem es todo, que es Uno, que nosotros somos parte de esa unidad y que todo va dirigido hacia allá.

 

En las palabras del Rabino Itzjak Shacked, hoy día en este mundo no se puede ocultar ni siquiera un alfiler.

 

Esto nos habla también de la necesidad de que nos hagamos cargo de nuestros pensamientos y entendamos que no está mal que nos estén llegando nuevas visiones y nuevas ideas.

 

O sea es tiempo de mirar con seriedad lo que estamos pensando, o lo que hemos estado pensando y nos permitamos descartar todo aquello que responde a nuestro “otro ser”, que somos nosotros mismos, sin embargo ahora enfrentados a la necesidad de hacer espacio en nuestra vasija para permitir esta Luz que ya está aquí para prepararnos para la nueva vida.

 

El Nuevo Orden nos habla también de la necesidad de ubicar nuestras prioridades, de acuerdo a la necesidad espiritual de nuestra alma ya que en términos reales, una de las profecías relacionadas con los tiempos es que la materia, como eje y centro de la vida de las personas perderá importancia, frente a la elevación necesaria del alma hacia el lugar que siempre ha debido tener.

 

El Zohar nos dice que en este tiempo es cuando la Luz del Creador acelera su presencia en nuestro mundo. Esto, que es inevitable, está produciendo que nuestros procesos de vida se aceleren y por tanto la búsqueda de respuestas aparece como prioridad frente a muchas otras cosas que antes ocupaban nuestra conciencia.

 

Esta aceleración de procesos, puede estarle pidiendo a muchos que hagan cambios, a veces profundo y radicales en sus vidas. Es como si lo Creador pone a la humanidad en el patio del colegio y les pide a todos sus alumnos queridos que se formen, se ubiquen en su lugar y no en el de otro, ya que este Director misericordioso va a pasar en cinco minutos revisando que estemos en nuestro lugar, y además va a revisar nuestros uniformes.

 

El estar bien vestidos y en nuestro lugar tendrá como premio que podamos pasar “automáticamente” a la universidad sin tener que cursar los años de colegio que nos faltan, y además en esa universidad no deberemos estudiar porque lo sabremos todo.

 

Por lo tanto todos corremos a veces muy confundidos intentando ponernos nuestro mejor uniforme, y tratando con fuerza de ubicarnos en nuestro propio lugar.

 

Y es en el proceso de encontrar nuestro lugar, donde muchos hoy se pueden ver desorientados y tal vez asustados porque se dan cuenta que el lugar que han estado ocupando, las relaciones que hoy tienen, los intereses y razones por las que trabajan, o por la que buscan o no buscan casarse están totalmente erradas y hay una cosa interna, un fuego o un deseo que los impele y motiva a ubicarse.

 

Debemos decir que esta sensación no es buena ni mala , sino que es un llamado del Creador a que recibamos el premio de la calma y la tranquilidad, que siempre aparecen cuando una persona se da cuenta que su puzle se ha ordenado.

 

Todo lo antes descrito, es lo que se llama el proceso espiritual, el proceso del espíritu, de alma, que sabe y hace un llamado a que se le escuche, ya que le están llegando sus mil años de fama.

 

El peligro de esta visión de la aceleración de la Luz es que muchos van a sentir, sienten o están sintiendo que todo lo relacionado a la materia se les facilita, y por tanto eligen o están eligiendo enfrentar el momento buscando el enriquecimiento a cualquier costo, sin darse cuenta que es parte de la ilusión del final de los tiempos donde el Mashiaj será un hombre pobre que vendrá montado en un burro blanco.

 

Existen dos palabras en hebreo para decir pobre. Una es “ani” y la otra es “evion” y ambos son pobres que nada tienen, pero el “evion” desea aquello material que no tiene. Sin embargo el “ani” no tiene ni tampoco quiere cosas materiales.

 

Mashiaj, el Mesías es llamado “ani” ( quien no tiene ni tampoco quiere cosas materiales) quien llegara montado en un burro.

 

O sea Mashiaj va a ser totalmente pobre, no va a tener cosas materiales y tampoco las va a desear. Y como Mashiaj también representa una época de absoluta espiritualidad, nos está diciendo que en esa época todo lo material no será necesario, y que tampoco lo vamos a desear.

 

Para explicarlo, el hecho de que Mashiaj venga montado sobre un burro, no es una casualidad y es en realidad un código.

 

Burro en hebreo es Jamor, mientras que materia es Jomer, las mismas letras solo que en una ubicación diferente lo que nos dice que ambas están conectadas con la misma raíz.

 

Por lo tanto nuestra descripción del Mashiaj quedaría como “un hombre pobre montado, o por encima de la materia.

 

Claramente esto nos hace pensar en un desafío, porque querría decir que aquel que se deja controlar por la materia y lo material debía o puede ser llamado “burro”.

 

Entonces la era mesiánica nos hace un llamado a controlar la materia y no a ser controlados por ella que es la realidad de muchos hoy día.

 

Por otra parte una de las características predominantes del Mashiaj, será su misericordia.

 

Ahora vamos a describir lo que los sabios nos dicen respecto a quien es el Mashiaj y es importante entender y poner en contexto que cada una de las cualidades que el trae son también las cualidades de una época. O sea para entender lo que estamos viviendo y paulatinamente iremos viviendo con mayor intensidad debemos fijarnos en cuáles son sus cualidades, que como dijimos son también las cualidades de la época, y como lección ir adecuando nuestro ser y nuestra personalidad a aquello que ya es.

 

Se nos dice:

 

1 Mashiaj será un ser humano, nacido de hombre y mujer.

2 Mashiaj es una persona absolutamente recta y se encuentra presente en cada generación.

3 Mashiaj encarnara el nivel más alto de moralidad.

4 Mashiaj será rey de toda la tierra, aceptado por todas y cada una de las personas de la humanidad. Su poder emanara de su tremendo nivel de (temor), coneccion con Dios, que irradiara una “dulce fragancia”, la que atraerá la gente hacia El.

5 Como máximo arbitro de justicia, Mashiaj tendrá un agudo “sentido del olfato, para diferenciar la verdad de la mentira.

6 Mashiaj tendrá una sutil habilidad para aconsejar a todos, hombres y mujeres, sobre como mejorar y rectificar sus vidas, cada uno de acuerdo a sus capacidades personales.

7 Mashiaj difundirá la Emuna, la fe en Dios y al mismo tiempo luchara contra las fuerzas del mal y destruirá la idolatría, introduciendo en el mundo una forma de vida espiritual

8 Mashiaj introducirá el conocimiento de la Torah a un nivel mucho más profundo de lo que hoy podemos alcanzar.

9 Mashiaj revelara Jesed (misericordia). Todos disfrutaran de buena salud y de abundante riqueza

10 Mashiaj revelara el tremendo poder de la canción y de la plegaria y difundirá su uso como el medio de comunicación con Dios.

Maestro Daniel Abaud.

Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0

Deja un comentario