Y Elegirás la Vida

(Esta breve presentación fue preparada y es presentada en recuerdo y homenaje a nuestro amigo y maestro Leonardo Batikoff, de santa y bendita memoria, de quien aprendimos a conocer, reconocer, entender y hacer parte de nuestra vida esta parte dela Toráa la que os referiremos a continuación).

La festividad de Lag Ba Omer nos refiere al éxodo. A su vez el Éxodo no sólo es un importante capítulo en la historia del pueblo de Israel. El Éxodo además es un testimonio de una historia de desarrollo espiritual de cada uno de los individuos que conformaban el grupo humano que salió de Egipto en busca de la tierra prometida.

Sin embargo, con la llegada a la tierra prometida la historia no termina, sino que recién comienza, no sólo para quienes participaron en el viaje; para cada uno de nosotros la llegada a la tierra prometida encierra un mensaje que debemos aprender a desentrañar.

Cuando el pueblo de Israel está a punto de hacer ingreso a la tierra prometida, Moisés se dirigió a la gente en un discurso épico que contiene el mensaje de D’s  y encierra la totalidad de su testamento espiritual; las instrucciones que Moisés dirige al pueblo antes de entrar a la tierra prometida son también un mensaje que está dirigido a todos nosotros.

Dentro de la talidad del mensaje de Moisés, contenido en el Deuteronomio , hay una frase en especial que amerita no sólo esta breve presentación. Esta frase debe ser tema de estudio y meditación para todos nosotros, pues contiene las claves que nos ayudan a explicar gran parte de las interrogantes que cada uno de nosotros tenemos como buscadores espirituales.

La frase es la siguiente:

(leer Deuteronomio 30:15 y 30:19)

Analicemos paso a paso

“PONGO ANTE TI”

  • Es D’s quien pone los hechos de la vida ante nosotros; es decir todo lo que nos sucede, nos guste o no, proviene de D’s
  • Sin embargo, no se trata de opciones únicas reflejo de una voluntad inevitable: D’s pone los hechos ante nosotros, no los impone.
  • Es decir D’s despliega las alternativas con que contamos frente a nosotros, no sobre nosotros; es decir, no existe algo así como una voluntad de D’s que no podemos sino aceptar y que recae nosotros de manera inexorable. Más bien existen posibilidades que D’s, en su infinita confianza  en la voluntad humana, pone ante nosotros para nuestra consideración.
  • Por lo tanto D’s, siendo el Todopoderoso, respeta y acepta la voluntad del hombre. Aquí aparece el concepto del libre albedrío, sobre el cual volveremos más adelante

“EL BIEN Y EL MAL, LA VIDAYLA MUERTE”

  • Hay ciertas preguntas que, como cabalistas, nos hacemos continuamente: ¿Por qué a la gente buena le pasan cosas malas? ¿Por qué si D’s es infinitamente bondadoso y amoroso existe el mal en el mundo? ¿Por qué hay niños que mueren de hambre? ¿De dónde proviene el mal que existe en el mundo, del hombre o del Satán?
  • En esta breve frase, es D’s mismo quien nos despeja la duda, y nos dice explícitamente que todo lo bueno y también lo malo, ha sido puesto en el mundo por Él.
  • Y además, a continuación nos explica además por qué es que ha puesto ambas inclinaciones (el bien y el mal) en la existencia humana.

“PARA QUE ELIJAS”

  • Aunque la frase quedara hasta acá solamente (e decir, si fuera “Pongo ante ti el bien y el mal, la vida y la muerte para que elijas”), lo que D’s nos dice sólo con esto, ya tiene un inmenso valor, un tremendo sentido espiritual y una enorme utilidad práctica.
  • D’s se da la molestia de explicarnos lo que es en apariencia inexplicable: D’s se ha preocupado de de decirnos cuál es el porqué de la existencia del mal en la vida humana
  • Una gran cantidad de filósofos y teólogos se habrían ahorrado mucho trabajo en analizar el sentido del dolor si hubieran prestado un poco más de atención a esta breve frase.
  • El sentido del dolor es darnos la posibilidad de elegir; el dolor, la muerte y el mal no tienen otro sentido que el de servir de contraste.
  • La vida no es algo que nos sucede; es algo que elegimos.
  • Hay una frase que dice “uno propone y D’s dispone”; pareciera que es al revés: D’s pone las alternativas ante nosotros para que elijamos. Esta idea desafía en forma categórica y para siempre las ideas preconcebidas que tenemos respecto a lo que creemos que es la voluntad divina
  • Por lo tanto, ¿Cuál es la voluntad divina?

“QUE ELIJASLA VIDA”

  • D’s nos dice claramente cuál es su preferencia y recomendación
  • Pero esto NO quiere decir que D’s hace trampas y que “como que no quiere la cosa” nos dice qu que “tenemos que querer”
  • Lo que D’s ha hecho más bien se parece a la actitud de un padre que es dueño de una gran heredad y que le ofrece a su hijo querido que le va a regalar aquella parte del terreno que él elija. Para que el hijo tome su decisión y decida qué parte del terreno va a elegir, el padre y el hijo van a dar un paseo por la heredad. En esta heredad hay de todo; el padre le muestra al hijo hermosos parajes, terrenos pedregosos, tierras cultivadas y cultivables,  caminos y bosques. Al terminar el paseo, el padre lleva al hijo a un mirador y le muestra un hermoso paraje donde hay hermosos árboles, animales y abundante agua de regadío. Es decir, l muestra la mejor parte de la heredad y le dice “Hijo mío, elige esto”.
  • El padre está dispuesto a darle al hijo la parte que éste le pida, pero su recomendación, y a lo que está dispuesto es a darle lo mejor. ¿Por qué? Porque es su hijo y quiere para él lo mejor.
  • Hay una frase citada por Rav Ashlag en uno de sus libros que dice “A’m ha creado los universos para favorecer a sus creaturas, porque la naturaleza del bien es hacer el bien”
  • Cuando D’s nos da todo lo bueno, lo que hace es seguir su naturaleza divina; la naturaleza de D’s es dar y hacer el bien
  • Si nosotros elegimos el bien y la vida, lo que hacemos es alinearnos con la manera de ser de D’s, le damos la ocasión de experimentar su naturaleza generosa en y con nosotros; por eso es que D’s pone a nuestro alcance todas las condiciones necesarias para que elijamos el bien y la vida, aunque ello no siempre sea tan evidente.
  • En todo caso, es fundamental entender que la responsabilidad de la elección es nuestra, y la consecuencia también.
  • La vida no es algo que “nos pasa”, es algo que elegimos. No depende de factores externos sino que de lo que nosotros cultivemos en nuestro interior y llevemos a nuestra vida cotidiana: Este es el libre albedrío del que nos dotó D’s
  • D’s puso ante nosotros la posibilidad de elegir el bien o el mal porque ambas en verdad están disponibles. Si así lo deseamos, podemos utilizar nuestro tiempo libre para juntarnos con nuestros amigos a hablar mal de otras personas, y no va a haber inconveniente en hacerlo si es lo que queremos hacer; otra cosa son las consecuencias de hacerlo. En el caso del Lashon Ha Ra,la Kabbalahnos enseña que es como matar tres veces: Muere el que habla mal, el que lo escucha y aquél de quien se habla mal. Pero de que es posible, es posible
  • Estar acá reunidos esta noche estudiando espiritualidad también es posible si es ello lo que elegimos. Hacerlo también tiene consecuencias:La Kabbalahnos enseña que pasar la noche de Lag ba Omer en vela nos libera de una klippá.
  • D’s espera con paciencia a que lo hagamos para poder favorecernos con toda su bondad. Pero somos sólo nosotros quienes podemos elegir la vida.
  • Veamos un ejemplo dela Torá: Cuando el pueblo de Israel se encontraba en peligro, con el Mar Rojo por delante y el ejército del faraón que lo venía persiguiendo, el pueblo clamaba llorando y Moisés les dijo “No teman porque D’s los salvará, D’s luchará por Ustedes”. Y qué hizo D’s? Le dijo “¿Por qué siguen clamando a Mí? Diles que sigan la marcha”
  • La gran mayoría de las cosas que suceden en la vida no se deben a intervenciones sobrenaturales del Creador, sino que a las decisiones que la gente toma. Tenemos buenas razones para decir que D’s no quiere que le pidan milagros ni quiere hacer milagros. D’s quiere que tomemos buenas decisiones; que elijamos el bien frente al mal, la vida en vez de la muerte.
  • Si así lo hacemos, no será necesario pedir milagros porque la vida entera se convertirá en un milagro de principio a fin, en una bendición sin fin
  • Que D’s los bendiga y los guarde, muchas gracia, buenas noches.
Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0

Deja un comentario