Significados Kabbalisticos de Sueños

ABISMO: Peligro relacionado con una situación emocional intensa. Debemos ser cautos a la hora de relacionarnos con los demás, en circunstancias de mucha emotividad.

ACADEMIA: denota conocimiento, en especial de naturaleza filosófica y metafísica. El estudio profundo favorece al soñante.

AGUILA: Imaginación y creatividad. Si vuela muy alto representa una mayor emergencia de estas cualidades.

 ANCIANO: Sabiduría perenne, en especial la religiosa. El soñante debe buscar esa cualidad en su vida.

 ANGEL: Una característica elevada, como la amabilidad, la compasión o la curación, se halla en la vida del soñante.  El encuentro directo con un ángel indica que debemos reforzar dicha cualidad.

 ARBOL: Vida y conocimiento espiritual. Un árbol en flor también representa el éxito merecido; desnudo, denota falta de logros.

 ARCO IRIS : Protección y seguridad divinas. Símbolo esperanzador y alentador para la vida del soñante.

 ATAUD, TUMBA O CEMENTERIO: Algo ha muerto en la vida del soñante. Todo irá bien si lo acepta y sigue adelante con fortaleza.

 AURORA, AMANECER: Un nuevo comienzo, puede que una relación o un empleo.

 AUTOPISTA, CARRETERA: Simboliza el camino o el viaje vital. Si está transitada, significa que el soñante goza de relaciones estrechas con los demás. De lo contrario, denota soledad.

BAILAR:  Alegría y diversión en la vida del soñante.

BEBE: Algo nace, posiblemente una relación.

BESO: Sabor del alma trascendental. De manera consciente o no, experimentamos dicha condición en algún aspecto de la vida.

BOCA: El habla humana y su capacidad para crear armonía o conflicto. El soñante debería prestar atención al efecto que causan sus palabras. Una boca herida simboliza falta de habilidades comunicativas.

 BODA: Compromiso espiritual, quizá relacionado con un campo de estudio, con la formación, o con un esfuerzo a largo plazo.

 BRAZO: Fuerza y proeza. El soñante tiene poder en una situación en particular. Si el brazo aparece herido, simboliza que ese poder se debilita.

 CABRA: Gran habilidad de superación y resistencia. El soñante necesita desarrollar otras cualidades elevadas como la imaginación o la sensibilidad estética.

 

CADAVER: Algo ha muerto y se está deteriorando en nuestra vida. Debemos determinar qué es y actuar inmediatamente para “enterrarlo”.

 CAER: El soñante está cayendo en un nivel inferior de conciencia y siente emociones negativas como la rabia, el orgullo, o el miedo. Sin excepciones, es un símbolo negativo.

 CAMPO VERDE: La vida del soñante está llena de vitalidad y buenos propósitos.

 CANTAR: Gratitud. La acción de cantar, ya sea el soñante u otras personas, significa que se da a conocer algo que se agradece y que es motivo de celebración.

SOBRE CERRADO (CARTA): El soñante no ha escuchado un mensaje de suma importancia. Es necesario que preste atención inmediata a cualquier comunicación que reciba en su vida presente.

 CEGUERA: El soñante no puede, o no quiere ver la verdad sobre un asunto de su vida. Los sueños en los que estamos rodeados de oscuridad tienen el mismo significado.

 CIELO: El mundo espiritual: lo intangible, puro, sutil y místico de la vida. Un cielo despejado significa claridad; si está nublado quiere decir que hay confusión.

 COJERA:  Incapacidad para resolver una situación determinada, provocada por nosotros mismos, o por circunstancias externas.

 COMETA: Un gran cambio va a llegar a la vida del soñante. Será beneficioso, pero puede comportar una pérdida repentina de algo, un trastorno o un giro inesperado.

 COPA O CALIZ: Bendición divina; muy posible si es de oro o plateada. Si está rota, significa que la bendición será rechazada.

 CORDERO: Sumisión y dulzura. Un pastor dirigiendo su rebaño señala que estamos teniendo especial cuidado con una situación determinada.

 CRUCERO: Crecimiento espiritual superior y transformación. Si el barco se mueve con calma sobre aguas plácidas, el soñante casi no encontrará agitación en su vida. Las olas turbulentas, en cambio, presagian tensión.

 CUEVA: Sitio donde refugiarse ante una situación amenazante o estresante.

DAGA O ARMA: Violencia personal. Denota que el soñante está furioso y guarda dentro sí sentimientos de agresividad.

 DEMONIO: Simboliza las bajas pasiones como los celos, el resentimiento o la venganza. El soñante debe apartarlas de su vida lo antes posible.

DESIERTO: Aridez espiritual en algún aspecto de la vida del soñante. Una manera de evitarlo es buscando la manera de lograr más productividad y riqueza espiritual.

 DESPERTARSE: El soñante está recuperando claridad, perspicacia y energía personal para llevar a cabo algún asunto de su vida.

 DIENTES:  Vitalidad física. Perder los dientes advierte sobre la salud del soñante.

 DORMIR:  Ignorancia, pasividad y retirada. En su interpretación más positiva, representa la espera sin prisa. Caer dormido simboliza pérdida de conciencia y perspicacia.

 DRAGON O MONSTRUO:  Fuerzas demoníacas o espirituales negativas, como la magia negra o la malevolencia. El soñante debe esquivar cualquier asunto en su vida que esté relacionado con dichos aspectos.

 ECO:  Todo lo que hacemos resuena y tiene repercusión en los mundos ocultos. Los sueños de este tipo nos recuerdan dicha verdad espiritual.

 ENFERMEDAD:  El soñante carece de equilibrio en su vida y, pronto puede experimentar un desorden físico o emocional.

 ESCALERA:  Desarrollo del carácter y crecimiento espiritual.

 ESTANCARSE EN EL AGUA:  Bloqueo de la vitalidad, sobre todo en el sentido espiritual.

 ESTRELLA BRILLANTE:  Divinidad. Proximidad de acontecimientos favorables y buena suerte.

 ESTUDIO:  Adquisición de conocimiento, sobre todo, espiritual. Es un sueño positivo que indica que el durmiente está desarrollándose interiormente.

 FIRMAMENTO:  Orden divino en el universo que se traslada a la vida del soñante.

 FUEGO:  Juicio divino de las imperfecciones y malos actos del soñante. El fuego también indica necesidad de una limpieza moral exhaustiva y una auto-purificación.

 FUENTE:  Buen estado emocional, vitalidad. Cuanta más agua surja, mayor capacidad del soñante para expresar emociones positivas, como la gratitud y la compasión.

 FUNERAL:  Algo ha muerto en la vida del soñante: un empleo, una relación o, incluso, una importante creencia.

 GACELA:  Decisión precisa y elegante que el soñante debe tomar. Símbolo muy positivo.

 GENITALES:  Capacidad generadora, potente creatividad del soñante.

 

GIGANTE:  Egolatría, orgullo y arrogancia. El soñante o alguien cercano a él se están comportando de forma poco generosa.

 HAMBRE:  Privación física o emocional. El soñante siente alguna necesidad corporal o sentimental no satisfecha.

 HORIZONTE: Futuro cercano. Un horizonte deslumbrante representa buena suerte; oscuro, en cambio, indica problemas.

 HUERTO:  Viveza en la actitud y las creencias. Revela una excelente perspectiva y crecimiento espiritual.

 JOYA: Iluminación divina. Cuanto más bella o brillante sea, mayor será la espiritualidad que resplandecerá en nuestra vida.

 LAMPARA:  Conocimiento espiritual y sabiduría.

 LEON: Coraje y fuerza espiritual. La imagen de un león con sus cachorros indica que transmitimos coraje a los demás.

 LIBRO O PERGAMINO: El conocimiento está cercano.

 LUNA: Ensueño, intuición y receptividad en el alma del soñante. Tradicionalmente, está relacionada con los aspectos ocultos del alma, como la imaginación y la creatividad, igualmente se asocia con la feminidad.

 LUZ:  Divinidad, santidad y sabiduría. Este es un símbolo superior.

 MAÑANA:  Estado espiritual de satisfacción y alegría. También se asocia con el placer físico, el bienestar y la curación.

 MAR CON OLEAJE:  Orgullo y arrogancia. Este sueño indica que el soñante debe cultivar su humildad.

 MERCADO:  Sustento de la existencia humana. Indica nuestra preocupación por cómo ganarnos la vida.

 MONTAÑA:  Lugar de inspiración divina y revelación. Indica que el soñante necesita encontrar dicho lugar en su vida.

 NIÑO: Representa la inocencia y la ingenuidad, las ganas de aprender que beneficia el desarrollo intelectual. Señala la importancia que el soñante confiere a esta virtud.

 NOCHE: Juicio y cualidades sombrías. La noche suele asociarse con las fuerzas demoníacas y con la negatividad emocional. La Media Noche, sin embargo, representa un tiempo de estudio místico y contemplación.

 OASIS:  Lugar de rejuvenecimiento y reaprovisionamiento. Indica el término de la sensación de esterilidad espiritual en la vida del soñante. Es un símbolo positivo.

 OJO:  Un ojo humano representa que el soñante posee un discernimiento acertado sobre algún asunto o situación. Si el ojo está herido o ciego, significa lo contrario.

 

OSCURIDAD:  Ausencia de la divinidad y santidad. Ignorancia. Cuanta más oscuridad aparezca en el sueño, menos iluminación espiritual tendrá el durmiente.

 PALACIO:  Morada de lo divino. El soñante debería buscar más conscientemente el lado sagrado de su vida cotidiana.

 PALOMA:  Paz en general, resolución pacífica de una situación en particular.

 PECES:  Abundancia y bendición material en la vida del soñante. El dinero, los inmuebles u otras poseciones del soñante se verán incrementados.

 PELO:  Virilidad y sexualidad. Si es grueso y voluptuoso denota sensualidad; todo lo contrario si lo perdemos. Peinarse es señal de vanidad.

 PERDERSE:  El soñante se ha extraviado, se ha desviado de la misión de su alma y de su propósito en la vida. Debemos recuperar la orientación espiritual, por encima de todo.

 PIERNA:  Resistencia; en especial en los viajes a pie. Significa que el soñante tiene la fuerza necesaria para resolver con éxito una situación problemática.

 PLANETAS:  Fuerzas sutiles y ocultas en la vida del soñante. Tradicionalmente, la visión de este símbolo es astrológica y se cree que ejerce una influencia concreta en nuestra experiencias diarias.

 POLVO:  Humildad ante la grandeza de Dios. Se asocia con el destino. Nos recuerda que debemos cultivar las cualidades de deferencia y sumisión.

 PUENTE:  Transición de una situación o de un punto de vista a otro. El soñante está experimentando un cambio positivo en su vida o en su actitud.

 PUERTA: Una barrera que puede superarse mediante la voluntad. Las puertas cerradas simbolizan que el soñante carece de la actitud correcta para entrar de una manera efectiva en una situación determinada.

REINA:  Amor divino y compasión. Su presencia onírica, confirma la importancia de dichas características en la vida del soñante.

 REY:  Poder y juicio divinos.  Enfatiza la importancia de las cualidades mencionadas en el soñante.

 RIO, RIACHUELO:  La espiritualidad vital está fluyendo correctamente. Pronto llegará un cambio positivo, una gran experiencia.

 SALVAJE:  Ausencia de civilización. Lugar de poder y de peligro potencial.

 

SERPIENTE:  Decepción y malevolencia, disfrazada de sinceridad y atención.  Advierte al soñante de que hay alguien o algo potencialmente peligroso en su vida.

 SOL:  Voluntad e intención. El amanecer representa el nacimiento de algo nuevo en la vida del soñante. La puesta de sol indica que algún asunto termina. Tradicionalmente está también asociada a la masculinidad y a sus rasgos más característicos, como la tozudez, tanto en sentido positivo como negativo.

 SORDERA:  El soñante está ignorando los buenos consejos de una amistad o de un ser querido. Indica que no queremos oír una verdad que se nos comunica en la vida real.

 TIERRA:  El mundo es un medio de vida donde todas las criaturas deben luchar por su existencia. Indica que el soñante tiene demasiadas preocupaciones mundanas.

 TOCAR UN INSTRUMENTO MUSICAL:  Exaltación y placer espiritual; también, experimentación de lo sagrado a través de una actividad estética.

 TORTUGA:  Buena suerte en la vida del soñante.

 TREPAR:  El soñante está buscando una mayor satisfacción en su vida. Esta imagen es muy positiva y significa crecimiento interior y avance.

 TRONO: Manifestación física de lo divino. Indica que el soñante debería ser más consciente del lado sagrado de su cuerpo.

 TROPEZAR:  Impaciencia y demasiada prisa en asuntos cotidianos. Se necesitan calma y equilibrio para evitar la posibilidad de una caída seria.

 VELA:  Es el alma humana. Una vela que brilla representa un alma fuerte; una que se apaga poco a poco, indica debilidad de carácter.

 VIAJE:  El camino presente del soñante. Si el escenario del sueño resulta extraño, se trata de una situación o retos nuevos. La presencia de compañeros es un buen signo; su ausencia en cambio denota aislamiento.

 VIENTO FUERTE:  La fuerza del cambio. Soñar con este elemento significa que la vida del soñante va a sufrir una metamorfosis total. Los huracanes indican que dicho cambio será muy salvaje.

 VOLAR:  Liberación de las preocupaciones mundanas. También significa que el soñante debería usar su imaginación para experimentar una mayor sensación de libertad frente a los problemas triviales.

 

Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0

Deja un comentario