Kabbalah y las respuestas a la Crisis económica

Todos se preguntan cuál podría ser la raíz de esta crisis económica. La raíz hay que buscarla en el momento mismo de la Creación.En el comienzo, y en realidad, antes del comienzo de esta realidad física, existía sólo D’-s. Cuando D’-s decide crear una vasija, ésta contenía todas las almas humanas, todas las cosas y todo aquello que se iba a vivir, o sea, todos los eventos  de la experiencia humana, todo lo que hemos vivido y lo que viviremos, de acuerdo a nuestro deseo, ya que fuimos creados con libre albedrío.

Pero si todo estaba escrito, con todas sus posibilidades, su relación con este momento tiene que ver con aquella elección de experiencia que hemos escogido, dentro del marco de D’-s, para volver a ser vasija y por tanto debemos prepararnos mediante la gran limpieza.

Antes dijimos que esta experiencia humana estaba dentro de los parámetros de D’-s, que la vasija había sido creada por D’-s, por lo tanto, también hay un grado importantísimo de participación nuestra en los eventos que se viven. Y esto puede ser una realidad muy dura de entender para muchas personas pues les costará asumir su cuota de responsabilidad en los sucesos del mundo actual.

Por otra parte, también  debemos  señalar que detrás de esta llamada “crisis económica” está la mano de D’-s. Y esto se explica porque cuando D’-s crea la vasija, antes del Big Bang, crea un mecanismo, que nosotros llamamos “tiempo”, para poder volver “a casa”, a nuestra fuente, porque ésta,  el lugar de donde venimos de antes de la Creación, es una lugar armónico, brillante, con sólo abundancia, sin carencia, sin sufrimiento, sin dolor, sin enfermedades.

Y, por favor, tengan presente que estamos en el año 5769 y que el tiempo que dura la Creación es de 7000 años, siendo el séptimo, el milenio del absoluto descanso. Este descanso, en el marco del judaísmo, es el Shabat, el sábado, el cual, para aquel que cuida ese proceso, requiere de preparación:

1º   Debes dejar todas tus actividades mundanas, para poder  dedicarte a la plegaria y a la comida rica.

2º   Debes sumergirte en la mikve (baño de purificación espiritual, cortarse las uñas, el pelo, etc.)

3º   Debes ponerte ropas delicadas, limpias y bonitas

¿Cómo podemos establecer la mano de Hashem en los eventos presentes? Porque es Hashem el que está muy interesado en que los tiempos se cumplan y que sus hijos vuelvan a casa sanos y salvos.

Revisemos un poquito de historia: 11 de septiembre de 2001, las torres gemelas son destruidas (su autor intelectual todavía no es encontrado), es decir, el centro de todo el sistema financiero mundial es destruido, con consecuencias catastróficas. ¿Dónde quedaban ubicadas las torres? En la misma área de Wall Street que es hoy día el epicentro del otro derrumbe.

Dijimos que el camino de vuelta iba a ser iluminado con focos cada vez más potentes. En el evento de las torres gemelas, todas las personas sintieron que el mundo que habían conocido, ya no iba a ser nunca más el mismo. Pero al año se olvidaron (gracias a la 50 millones de veces que la TV mostró la desgracia, haciendo desaparecer todo el asombro y los sentimientos del primer momento) y el comportamiento no cambió.

Por tanto, luego de 7 años, o sea, el tiempo que la Luz nos da para cambiar de la oscuridad hacia la Luz, el cambio no fue hecho, entonces tenía que ocurrir otro desastre para decir “Todo está visible, nada ahora puede ser ocultado u olvidado”.

Y para que se den cuenta que Soy Yo, dice Hashem, esto ocurre en el lugar que es considerado el centro de la civilización y del control económico. Es muy interesante destacar que este nuevo evento ocurre de repente (según los analistas).

Si analizamos aún más profundo ambos eventos, el del 2001 y el del 2008, ambos ocurren en el mes de Elul-Virgo, mes en el que estamos más cerca del Creador para poder limpiar todas nuestras impurezas,  ya que el 1º de Tishrei-Libra, la humanidad entera es juzgada.

Los 7 años que transcurrieron entre 2001 y 2008, la Luz nos dice: “Yo soy más que materia, de hecho estoy dentro de ella, y la puedo hacer desaparecer cuando yo quiera”. Y en ese momento, sobre todo aquellos que han hecho la materia D’-s, no entendieron y no entenderán por un rato.

Ciertamente, a muchos les parecerá que este momento es un castigo pero es sólo el proceso necesario de corrección, de arreglar el camino para volver a casa, pero como dice la canción “liviano de equipaje”.

La crisis comienza como una crisis espiritual y no como una crisis económica. Claramente, durante estos años es cuando aparece un deseo incontrolable de consumo de bienes para que nos faciliten la vida, o sea, dentro de una herramienta, de un auto, de una casa, de cualquier cosa material, está D’-s para facilitarnos el proceso en el mundo; el problema está cuando invertimos la ecuación y decimos:”D’-s es la materia o los bonos o las acciones bursátiles, etc.

Podemos decir que estamos en la era mesiánica por el hecho que la intensidad de la Luz, irá en aumento. Los tiempos venideros no serán fáciles para nadie porque nos hablarán de la necesidad de ajuste hacia lo que es verdad y lo que es necesario.

Si decimos que en la vasija éramos uno con la Luz, también debemos saber que éramos uno con los demás y esa es una verdad transparente, o sea, pasa a ser vital el compartir, el dar, el preocuparse por el otro, porque el regreso a la unidad ocurrirá y para esto D’-s tiene un tiempo, el año 6000 del calendario hebreo, donde todo será maravillosamente iluminado. Si calculamos  año 6000 menos  5769 (año actual del calendario hebreo), quedarían 231 años para prepararnos o efectuar los ajustes finales para volver a la unidad con D’-s y con todos los demás.

Si definimos la Luz de D’-s como todo lo bueno y necesario, y nos damos cuenta que esa Luz está entrando con mayor intensidad a cada minuto ¿qué podemos hacer para no ser quemados por ella? El secreto, queridos amigos, es muy simple, debemos progresivamente comportarnos como D’-s. ¿Cómo definimos a D’-s en la Kabbalah? Como el Gran Dador, el que da todo y no pide nada a cambio.

Por lo tanto, el comportarnos como D’-s, como dadores, permitirá que nos pongamos el necesario protector solar. Lo que debe determinar nuestro comportamiento y el de nuestra familia, es la acción espiritual de conexión con D’-s y con los preceptos que El nos entrega en su Torah. Si sólo nos remitimos a algunos de los 10 mandamientos o sugerencias divinas, encontramos “No desees lo que es de tu prójimo”. En verdad muy pocas de estas transacciones de la Bolsa se hacen con dineros personales.

La conexión más rápida o el acercamiento más rápido, que  es la tzedaka, se transforma en una gran paradoja para alguien que cree que el dinero va  a faltar, que le digan que tiene que aumentar su dar y el que no ha comenzado, que comience.

Se nos dice, además, que ya no hay más tiempo, que la necesidad hará que muchos se hagan espirituales. Ahora cuando decimos necesidad no estamos hablando de necesidad económica sino que de la necesidad del alma.

Cuando decimos que no hay tiempo, nos referimos a que postergar la conexión con Hashem (conexión verdadera) hoy día es suicida, porque el actuar, ser y vivir espiritualmente, será lo único que permitirá que esta inmensa Luz que está llegando sea contenida por nosotros.

Para hacerlo más visual, si esta vasija que soy yo, la tengo ocupada y preocupada sólo de cosas materiales o sea restringida sólo a mí, donde no hay espacio para otros porque lo que tengo  es sólo es mío y debo cuidarlo y protegerlo, por tanto, no tengo tiempo para Hashem en mi vida, la Luz presionará y ya está presionando con tanta intensidad que esa vasija deberá soltar cosas materiales para hacer un espacio para la Luz.

La Kabbalah nos dice que si por nuestra fuerza y esfuerzo hacemos espacio, o sea, compartimos lo que tenemos, esa vasija se hará naturalmente más grande y podrá contener toda la Luz que el Creador está intentando darnos.

Y a mayor Luz, mayor felicidad. Si por otro lado, decidimos que la materia es lo único importante y sacamos a Hashem de la ecuación, esta Luz presionará hasta el dolor de algunos, para que se le permita entrar y que sepamos quien dirige la orquesta del mundo.

Ahora esta cercanía nos habla de la necesidad de la más absoluta transparencia en cualquiera de nuestros actos y en  la forma en que vivimos nuestra vida.

Un científico dijo que la materia es un impedimento en el trayecto de la luz, o sea, un rayo de luz se ve impedido de continuar cuando una cosa material se interpone.

Por lo tanto, ahí tenemos Orhajama de Rabi Abraham Asulsi. La luz del sol espiritual, que se intensifica para que podamos ver lo que debemos corregir, Esa es, queridos amigos, la razón real de la crisis económica, es la Luz empujando todo lo que no es verdad y lo que no está con la Luz, es decir, desarmonizado. Esa es la realidad que viene, una realidad en que mucho parecerá incomprensible y caótico y que, sin embargo, responde a un orden maravilloso.

Desgraciadamente, como dice el Zohar, muchos no entenderán y se aferrarán a formas, modelos, cosas, dinero, etc., con el deseo que esto les dé seguridad; sólo para darse cuenta con dolor que las cosas, el dinero, etc., sólo pueden ser puestos al servicio de la Luz del Creador.Habrá aquellos que entenderán y vivirán de acuerdo a los principios espirituales y ellos serán los benditos.

Nuestro deseo es redoblar esfuerzos aquí en la Fundación para que más y más personas se acerquen a la Luz del Creador y sean todos contados entre los benditos del Creador

 

Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0

Deja un comentario